Cuestionan rendición de gastos en polémica asamblea de Ñuble Región

Por: Isabel Charlin Fotografía: Fernando Villa 09:45 PM 2017-03-30

5 millones de pesos para poleras con logo pidió el comité al municipio de Chillán en enero.

Se cuestionaron gastos  de la directiva del comité por asistir a actos sin invitación.

Era una cuenta pública más del Comité Ñuble Región. Sin embargo, el trabajo realizado por la comisión económica del organismo, integrada por Pamela Parra y Carlos Muñoz, reveló un evidente desorden administrativo, que en un principio llevó a ambos a sugerir una auditoría externa y un voto de censura para tres miembros de la directiva: el presidente, Hérex Fuentes; el tesorero, Eduardo Irribarra, y el secretario, Juan López.


Idea, sin embargo, que no prosperó, ya que la asamblea, si bien valoró el trabajo realizado por la comisión, optó por una salida más conciliadora y que apuntara a “transparentar”, más que dividir. Fue el propio Hérex Fuentes quien propuso la conformación de una “unidad de control” interna, que se abocará a revisar los antecedentes y emitirá un informe de aquí a 20 días. Esta quedó conformada por las socias Carmen Guíñez, Marcia Wall y Patricia Torres.


Pese a que Carlos Muñoz insistió en la necesidad de una auditoría externa, la idea fue desechada por generar costos.


“Podríamos haberle pedido apoyo a los municipios. No dudamos de la buena fe, pero aquí hay gastos que no están claros y se deben transparentar”, sostuvo.


Falta de respaldos
La cuenta divulgada por la comisión económica fue detallada, no obstante a ratos parecía tener cierto dejo de crítica hacia la conducción de la actual mesa directiva.


Entre las irregularidades detectadas está la falta de respaldo para gastos realizados con dineros provenientes de las subvenciones municipales que año a año diversas comunas de la provincia entregan al comité, montos que varían entre los $100 mil, de parte de los municipios más pequeños; hasta $2 millones, en el caso de Chillán.


Por ejemplo, se registraron egresos que no quedaron registrados en acta, como varios pagos al comunicador radial Julius Montolivo, de entre $70 mil y $80 mil cada uno, y gastos de combustible sin justificar en vehículos de miembros del directorio, sin bitácora ni registro. Por ejemplo, se contabilizó un egreso de $150 mil en bencina para un solo automóvil en un mismo día.


Otro ejemplo que dio la comisión fue el pago de amplificación por $358 mil, sin ningún detalle; y el sobreprecio pagado por fotocopias en la librería Espinoza, perteneciente a uno de los socios del comité.


Durante el debate que se generó algunos de los presentes cuestionaron, además, el uso del nombre del Comité Ñuble Región, en actividades particulares, lo que era ampliamente ventilado a través de redes sociales.


Hérex Fuentes defendió en todo momento el accionar del organismo, y respondió vehemente cuando los miembros de la comisión explicaron por qué no se le había reembolsado un gasto por $30 mil correspondiente a un viaje a Punta de Tralca. “Era una reunión de la DC”, sostuvo Muñoz.


“Fui a convencer a los senadores de votar a favor de la nueva región”, dijo tajantemente el presidente del Comité Ñuble Región.

Comentarios