Piden calma para revertir la magra campaña

Por: Rodrigo Oses Fotografía: AGENCIA UNO 2017-03-29

El plantel de Ñublense suma siete fechas sin ganar en el Torneo de la B.

“Solo pienso en ganarle a Iberia, para eso está trabajando Pablo, no pienso más allá”.
Rubén 
Espinoza

Rubén Espinoza pidió tranquilidad y cree que el técnico revertirá el mal momento.

Aparecieron juntos en la testera de la sala de conferencias del Complejo Paso Alejo, para dar la sensación de unidad en medio de la crisis futbolística que vive el equipo.


El gerente técnico de Ñublense, Rubén Espinoza, flanqueado por el técnico Pablo Abraham y los jugadores José Antonio Rojas, capitán del equipo y Pablo Reinoso, hicieron un llamado a la calma para enfrentar el duro momento. “Hay que tener tranquilidad para salir de un momento adverso. Confío en el cuerpo técnico y jugadores y esperamos revertir todos esta situación. No hay otra manera de mejorar que trabajando. Estamos convencidos de que esto se revierte, el técnico y los jugadores lo han asegurado, seguimos confiando, nos quedan 15 puntos por disputar, la tabla está apretada, pero nos ha faltado regularidad.

Creo que es el momento de ponerle paños fríos, hay que darle la confianza a los jugadores para que le ganen a Iberia, que son tres puntos que necesitamos”, reflexionó Espinoza, quien no quiso comentar los dichos del presidente de la Corporación, Jorge Silva, quien calificó de “fracaso” el actual proyecto deportivo. “No me hago responsable de esas declaraciones, cuando termine el torneo me haré responsable, creo que hay que descomprimir y dar confianza”.

¿Sigue Abraham?
El gerente técnico del club no quiso referirse a la continuidad de Abraham si Ñublense pierde el domingo ante Iberia.


“Pablo está trabajando para pensar en el partido con Iberia, no pienso en el partido con La Serena, el partido con Iberia es fundamental, son tres puntos que se deben quedar en casa. Hay que apoyar al cuerpo técnico y jugadores”, expresó.


Finalmente aclaró que la existencia del “descenso” en diciembre, “no cambia nuestra planificación”.


“Duro momento”
Abraham, en tono de resignación, reconoció que vive “el momento más duro en Ñublense”, pero confía en que revertirán la situación.


“La única fórmula es seguir trabajando con la convicción firme y ganar el domingo. Sabemos que cuando somos entrenadores,  nos pueden tocar buenos y malos momentos, sabíamos a lo que veníamos, la apuesta del club era un doble desafío. Vamos  a sacar adelante esto”, subrayó


Enfatizó que sigue manteniendo una relación cordial con Rubén Espinoza y el plantel y que su mayor error ha sido “no haber ganado más partidos para estar más arriba”.


“Al final del torneo se verá qué se hizo bien, qué se hizo mal”, remató, asumiendo internamente que otra derrota puede gatillar su salida.

Comentarios