Futuro “Master of Wines” aconseja tomar en serio los vinos del Itata

Por: José Luis Montes Fotografía: JLMV 09:35 PM 2017-03-30

Un aporte para el primer seminario “Perspectivas de desarrollo vitivinícola para la Agricultura Familiar Campesina de la Región del Bío Bío”, efectuado hoy en INIA, fue la participación de Alister Cooper, un inglés que está optando al máximo grado que ofrece la viticultura mundial, que es el “master of wines” -maestro de vinos- título que solo se ha otorgado a 340 personas en el mundo y cuya tesis de grado la está haciendo sobre los emergentes vinos del Valle del Itata.


El especialista y su investigación han sido bien recibidos por las autoridades de la zona, que le están dando la categoría de virtual embajador de los vinos de Ñuble. Cooper en su trabajo tiene teorías que son un aporte para la puesta en valor de la marca del Itata, como que las parras viníferas más antiguas del planeta están en la Octava Región.


Culminando su exposición precisó que las fortalezas de la Provincia de Ñuble son su patrimonio e historia, sus condiciones naturales, la sanidad de las vides, contar con atributos para entrar en mercados de nichos globales,  la opinión favorable de los críticos, el potencial turístico y la llegada de inversionistas.  En el lado malo también hay una lista larga, que parte por la falta de asociatividad y pobreza, agregándose la falta de tecnología y el comercio forestal, entre otras cosas, además de carencia de cultura del vino.


Además hizo 12 sugerencias, entre las que destaca más utilización y protección de la denominación de origen y atacar el nicho existente para vinos naturales, también llamados orgánicos, más la producción, envasado y exportación directa en la región. 


En el seminario -que contó con la presencia del seremi de Agricultura Rodrigo García, y los titulares regionales de Indap  SAG, Andres Castillo y Jaime Peña-  además se conoció la experiencia de la cooperativa Covicen de Quillón, a través del dirigente Juan Carlos Lagos, que precisamente avanza en el tema de asociatividad. 


Se refirió a un cambio de timón en el apoyo estatal, precisando que un bono de emergencia climática significa la misma inversión que una bodega de vinificación asociativa, con la diferencia que la bodega es permanente. 


También intervino Carlos Carrasco, “Don Goyo”,  otro pequeño productor destacado, quien contó la experiencia de la visita a Francia de un grupo de pequeños productores de Indap, que les permitió aquilatar el potencial que tiene la zona.


Además se conoció lo que viene en el proyecto “Lomas Campesinas”, a cargo del viticultor Pedro Izquierdo, y las iniciativas con que FIA-INIA y FIA-Universidad de Chile están potenciado al pequeño viticultor. 

Comentarios