Abraham pende de un hilo en Ñublense

Por: Rodrigo Oses Fotografía: : FERNANDO VILLA 2017-03-27

“Esto es dinámico y se tienen que tomar decisiones. No es lo mismo estar casi colista en el torneo”.
Jorge Silva

Cinco partidos le restan al Rojo: Iberia, La Serena, Calera, Copiapó y Cobreloa.

7 Fechas

Sin ganar suma el cuadro chillanejo, que está penúltimo.

“Todo sigue igual, nosotros respetaremos la política del club y el contrato del entrenador. Obvio que es doloroso perder, aquí la clave es comenzar a ganar”, reflexiona el gerente deportivo de Ñublense, Rubén Espinoza, descartando, por ahora, la desvinculación del técnico Pablo Abraham.


El entrenador argentino, resistido por la hinchada que lo insultó tras la derrota con San Marcos de Arica por 2-0, resultado que dejó al elenco rojo en el penúltimo lugar, no sabe de triunfos hace siete fechas, pero se mantiene firme en el cargo.


“¿Si voy a renunciar?. Es un tema que no voy a hablar públicamente, solo hay que trabajar pensando en Iberia”, sentenció el estratega.


A pesar del “diplomático respaldo”, en la interna asumen que el equipo tocó fondo y que la salida de Abraham puede descomprimir el camarín.


Los integrantes de la Corporación que lidera el timonel Jorge Silva se reunirán mañana o el jueves para consolidar su postura y presentársela a Patrick Kiblisky, quien aún respalda a Abraham.


La Corporación es partidaria de la partida del técnico, que tiene contrato hasta diciembre, para dar paso al arribo de un nuevo entrenador o de un interinato hasta mayo.


“Vamos a analizar cómo se ha desarrollado todo, porque hay que tomar resoluciones. Nosotros tenemos nuestra postura, pero sabemos que no decidimos porque no tenemos los recursos. Sin embargo, queremos que se nos escuche. Esto es dinámico, porque es distinto a estar peleando el último lugar, hay un riesgo, y hay que tomar decisiones”, expresó Silva.


Según trascendió en las últimas horas, desde el seno del directorio ya habrían sondeado a un par de entrenadores.


Se habla del ex técnico de Deportes Temuco, Luis Landeros, quien nació en Chillán luego que su padre hiciera carrera en Ñublense en los 70’, formando parte del plantel que ascendió a Primera en 1976. Era zaguero central.


Landeros ascendió a Primera con Temuco el año 2016 y dirigió además a Deportes Valdivia.


Otro de los nombres en carpeta es el actual entrenador de Puerto Montt, Erwin Durán, quien la temporada pasada llegó a la final con Everton, club que finalmente logró el retorno a Primera.


Ultimátum 
Si bien el máximo accionista de Ñublense, Patrick Kiblisky, pretende mantener a Abraham hasta diciembre, una nueva derrota el domingo ante Deportes Iberia podría hacerlo cambiar de opinión y decidir un despido anticipado, porque asume que “la presión se hará insostenible”.


“La gente no va a aguantar otra derrota y que siga Abraham, los medios tampoco, y con el equipo en el fondo de la tabla, me imagino que Patrick tendrá que tomar una decisión y cambiar el técnico. El camarín está quebrado, necesita descomprimirse. Si se va, lo más probable es que termine un interinato los partidos que restan, pero difícil que llegue alguien ahora, creo que será en mayo”, reveló una fuente muy cercana a la interna de los “diablos rojos”.


Otra versión habla de una salida programada de Pablo Abraham, pero a fines de abril, cuando termine este torneo.


Los referentes del plantel, como Sebastián Páez, Gaspar Páez y Emiliano Pedreira, siguen respaldando a Abraham. “Me trajo él y no me gustaría que se vaya, pero las decisiones no las tomo yo. Hay que dar la cara, porque nosotros somos los que no respondemos en la cancha”, expresó Gaspar Páez.


“Yo confío en su trabajo y me trajo, por eso en la cancha trato de responderle, él sabrá si tiene fuerza para seguir, porque no le hemos respondido. Tenemos que ganar lo que queda para que sienta que lo respaldamos”, acotó “Seba” Páez.


“La culpa también es de nosotros, porque no podemos ganar. No creo que esté abatido, es una persona luchadora y lo va a dar todo”, sentenció Pedreira. 
Abraham pende de un hilo y si no gana el domingo podría decir adiós a Ñublense en medio de una crisis insostenible.

Comentarios