El rojo se quema en el infierno de la Primera B

Por: Camilo Díaz Fotografía: Fernando Villa 2017-03-27

Y el “Santo” lo dejó con un pie en el infierno.

Ñublense pagó caro su derrota de ayer por 0-2 ante San Marcos de Arica, lo que le valió caer al puesto número 14 entre los 15 equipos de la Primera B.

Además de la derrota diabla ayer en presencia de 1.593 hinchas presentes en las gradas del Bicentenario Nelson Oyarzún Arenas, los más cercanos escoltas del Rojo sumaron de a tres en sus respectivos partidos, escalando en las casillas de la tabla de colocaciones. Deportes Valdivia derrotó 3-2 a Iberia la tarde del sábado pasando de 23 a 26 positivos, mientras que Cobreloa hizo lo propio con Unión San Felipe ayer, pasando de 22 a 25 puntos. Ñublense en tanto se estancó con sus 23 puntos, a 7 del colista absoluto, Unión La Calera que tiene 16.

Fuerzas parejas
El trámite del partido en la primera mitad daba cuenta de un encuentro con fuerzas parejas, donde si bien ambos elencos se hicieron de llegadas de peligro a los respectivos arcos, la tendencia daba cuenta de un mejor manejo de balón por parte de los dueños de casa, motivado también por un poblado mediocampo, dado el esquema 4-4-2 parado por Pablo Abraham, teniendo como intérpretes en en ese sector a Brian Fuentes, Sebastián Páez, Eduardo Vilches y José Loncón.

Destacó el correcto partido hecho por el lateral derecho Felipe Urra, quien a ratos se sumaba en ofensiva pero que ya en el segundo tiempo por clara instrucción desde la banca deja de pasar y se queda más en el lado diablo.

En ofensiva en tanto Gaspar Páez se mostró mucho más activo que Minor López, gándose además el constante asedio de parte de la zaga nortina. Por su parte al guatemalteco le costaba ganar pivoteos a espaldas de los centrales y cerrar llegadas de peligro.

Con el marcador en cero ambos equipo se fueron al descanso.

Sentenciado a la derrota
En el complemento inicialmente sin modificaciones, la expulsión por doble amarilla del nortino José Martínez al minuto 56’ cambia el trámite del partido paradójicamente en favor del elenco santo. El DT ariqueño, Ariel Pereyra, movió sus fichas e hizo ingresar a Ibáñez y Sandoval, en desmedro de Taiva y Pozo a los 62’, cuando Ñublense aún era estéril en graficar la diferencia numérica en cancha con un mejor manejo del balón y más opciones de gol.

A los 66’ Abraham se arriesga y saca a Felipe Urra, y hace ingresar al colombiano Estiven Rivera sumando un nuevo agente en la zona media, y queda en defensa con línea de tres.

A los 72’ precisamente el ingresado Francisco Ibáñez, aprovecha la primera desinteligencia en la defensa ñublensina, y ante la fallida salida del arquero Sebastián Contreras, conecta la apertura de la cuenta en favor de la visita.

A los 73’ entra Lucas Triviño por Brian Fuentes sumando más gente el ataque diablo esta vez en desmedro de un volante de corte. Dos minutos más tarde el propio Triviño tiene la posibilidad de poner la paridad dentro del área la visita, pero su remate fue desviado por la defensa. Claro que un minuto antes hubo un evidente penal contra Loncón, al que bajaron tomándolo de su camiseta, pero que un discreto José Cabero no cobró.

Ya a diez minutos del final, una infantil falta de Pedreira a Catrileo en zona roja, y Cabero pita penal, que Michael Silva cambió por gol, sellando la derrota local.

Ñublense se desordenó aún más. En lugar de Loncón entró Ignacio Ibáñez que pocas opciones tuvo a 9 minutos del pitazo final.

Tras el término del encuentro, bajaron los cánticos contra Pablo Abraham que ya se hacían sentir previo al final del partido.

¿Se va?
La campaña del entrenador argentino da cuenta hasta hora de tan solo cuatro triunfos en todo el campeonato, dos en Chillán y a siete puntos del colista Unión La Calera.
Todo lo anterior hizo perder la paciencia del hincha diablo.

“Aunque nos salvemos de irnos a Segunda, esto es un fracaso por donde se le mire”, dijo Luis Andrés Muñoz. “Pasamos vergüenza. Los chillanejos no nos merecemos esto. Nos robaron lo más preciado a los hinchas, alegrías”, sumó Harri Sepúlveda. “Se va Abraham, claro que sí, cómo le han hecho daño a Ñublense”, expresó José Espinoza, opiniones que en Twitter tuvo a Ñublense como segundo ‘Trending Topic’ nacional.

Ya en la previa del partido, la dirigencia “chillaneja” tomó la posta y disparó. 

“Hay que analizar dos cosas. Se apostó por un proyecto y no resultó, en la parte deportiva que es lo que nos importa, es un fracaso (...) hace muchos años que Ñublense no se veía en una situación similar”, apuntó el dirigente Jorge Silva, en la antesala del partido de ayer. 

Silva fue el primer dirigente en hablar de fracaso en el proyecto deportivo diablo.

Desde la interna de Ñublense se afirmó que hoy podría ser despedido Pablo Abraham, pese a tener contrato hasta diciembre.

Comentarios