Municiones de guerra y armas se hallaron en casa siniestrada

Por: Felipe Ahumada 10:40 PM 2017-03-25

Un capítulo inesperado tuvo el operativo de incendio que el pasado jueves afectó al domicilio número 12 del condominio Guapurú, ubicado en calle Río Segre de la villa Barcelona.

Y es que cuando bomberos realizaba la remoción de escombros focalizados en el segundo piso del inmueble, encontraron armas del tipo carabinas, un fusil y diversas municiones calibre 7.62 como las que se utiliza en las Fuerzas Armadas, por lo que se dio inmediato aviso al personal de Carabineros de la Tenencia Chillán Oriente, quienes resguardaban el lugar conforme al protocolo de seguridad en este tipo de concurrencias.

Al interior de un baúl fueron apareciendo en sus respectivas fundas, lo que incluso en primera instancia se reportó como “material de guerra”, informando inmediatamente al Ministerio Público al respecto.

Sin mayores antecedentes que el hallazgo mismo, y que por sí solo constituyen un delito conforme a la nueva Ley de Control de Armas, la fiscal Marcia Venegas ordenó la detención del dueño de casa, quien sin embargo, y tras prestar declaración ante carabineros fue dejado en libertad, aunque bajo apercibimiento a declarar ante la Fiscalía.

“En efecto, el propietario de la vivienda declara ante los funcionarios que acudieron al procedimiento y lo que explica es que esas armas eran parte de una herencia y admite haber cometido el error de no haber regularizado los permisos”, explicó a LA DISCUSIÓN, el teniente Richard Parada, jefe de la tenencia Chillán Oriente.

Devolver las armas
Aunque la nueva ley de la materia es clara y establece la medida cautelar de prisión preventiva para quien sea formalizado por mantener armas sin inscribir, aunque sean parte de una herencia o de algún familiar que haya fallecido o se haya mudado de domicilio, el dueño de la vivienda siniestrada ni siquiera pasó a control de detención.

Desde el Ministerio Público y a través de su unidad de Comunicaciones explicaron que la razón se basó en que se requiere de un peritaje para saber si las armas estaban o no operativas y que de todas formas, precisaron que se investigará el hecho.

Finalmente, el prefecto de Carabineros Ñuble, coronel Erik Flores llamó a “no mantener este tipo de elementos que surten a los delincuentes cuando ocurren robos, además durante un incendio ese tipo de municiones, que son totalmente ilegales, pudieron haberse disparado y lesionar a los ocupantes de la casa, a bomberos y a carabineros”.

Comentarios