Pozo y Morandi regresan a Chillán con la celeste de Arica

Por: Camilo Díaz Fotografía: Agencia Uno 2017-03-23

Dos viejos conocidos y queridos por la hinchada diabla anticipan lo que será el partido de este domingo, contra su ex equipo, Ñublense, vistiendo ellos ahora la celeste de San Marcos de Arica.

Santiago Morandi y Octavio Pozo no esconden el cariño y apego con Chillán y los “diablos rojos”, lugar al que coinciden nunca cierran a la puerta y si las vueltas del fútbol así lo encaminan, volver a vestir la camiseta del Rojo.

Esperaron hasta última instancia la opción de firmar contrato con la dirigencia ñublensina, pero el llamado desde el complejo Paso Alejo nunca llegó. Es por eso que recalan en el equipo de la puerta norte del país, y dado su presente futbolístico acertaron con la decisión. 

Y es que los comandados por Ariel Pereyra son uno de los dos protagonistas del fútbol de la Primera B, siendo el escolta más cercano del súper líder, Curicó Unido, estando a seis puntos de ellos.

“Siempre atento a cómo le va a Ñublense”
Arribó en 2013 y se quedó cuatro años en Chillán defendiendo la camiseta diabla. El santiaguino y mediocampista Octavo Pozo, o “Súper Ocho” como es también apodado, se declara un amante de la capital de Ñuble y asume que extraña a Chillán. “Me fui apenado por querer quedarme, pero no pasó”, explica.

“Se ha trabajado bastante bien en la semana, es algo especial enfrentar un ex equipo que me dio mucho cariño. Va a ser un encuentro muy especial, y en este caso me toca defender la camiseta de San Marcos de Arica. El cariño la gente siempre me lo demostró en la calle”, precisa quien tuviera un paso por el fútbol de Indonesia jugando por el Persiku Kudus, y que asume que siempre está atento a lo que hace Ñublense. “Siempre los sigo tanto fuera como en casa, atento a cómo le va a Ñublense”, detalla.

En materia futbolística, Pozo augura un partido atractivo, animado por ambas escuadras el domingo en el Nelson Oyarzún Arenas, dada la escuela de ambos técnicos, Ariel Pereyra y Pablo Abraham.

“Tenemos que salir nosotros a proponer el partido, pues necesitamos ganarlo, ser protagonistas nosotros, pero también respetamos mucho a Ñublense. Sabemos que se hacen fuerte de local y el chillanejo se hace respetar. Sabemos que el ‘Toño’ Rojas no va estar, y eso nos juega un poco a favor”, cierra.

Similar es la lectura de Santiago Morandi, meta uruguayo que asegura que lo primero que hizo al ver el fixture era cuándo visitaban Chillán.

“Estoy contento de volver a la ciudad, de regresar a un lugar que nos gusta tanto a nosotros, mi familia”, expresa el charrúa, consciente también de la realidad de los ñublensinos.

“Al principio habían logrado buenos resultados, pero ahora no se han estado dando, pero creo que es un equipo difícil, con dinámica, que corre mucho y que puede complicar a cualquier equipo. Quizás no han tenido los puntos esperados, pero nadie le ha pasado por arriba de quienes les han ganado”, expone el arquero.

Comentarios