“Él se jugó la vida por Ñublense”

Por: Camilo Díaz Fotografía: Fernando Villa 2017-03-21

“Yo creo que Ñublense debe agradecer haber tenido a este hombre que lo llevó al fútbol regional y después al fútbol profesional, y nadie valora ni reconoce lo que hizo él (...) Se va un hombre de fútbol, apasionado por el fútbol, muy honesto, muy simple. Su familia era la gente del Mercado”. Palabras de Eduardo Cortázar, ex jugador de Ñublense y amigo personal del fallecido Mario Avendaño (94), “El Patriarca de Ñublense” como él mismo se autodefinió, y que perdiera la vida la madrugada del domingo aquejado por un cáncer de próstata y una neumonitis que lo hiciera partir.

Este martes quien fuera el responsable de que Ñublense pasara a lides profesionales del fútbol chileno, entre otros tantos hitos como el también haber sido el responsable de la llegada de Nelson Oyarzún en la banca diabla, será despedido por todos aquellos que lo acompañaron, conocieron y compartieron, pero con quienes también les une la pasión por su “Ñublense querido”. Entre ellos Cortázar, quien no esconde sus críticas a las dirigencias ñublensinas por no haber reconocido a Avendaño, y no considerarlo en el paso a la S.A.

“Vendieron el club sin siquiera preguntarle como ex presidente: ¿Se lo pasaron por dónde? Eso es algo que es hora de ya decirlo, él se jugó la vida por Ñublense”, dijo con énfasis Cortázar, previo a subir el bus que lo trajo a la capital de Ñuble para estar “donde tengo que estar, al lado de él”.

Comentarios