Arsénico en Chillán Viejo aún es motivo de controversia

Por: Edgar Brizuela Fotografía: Victor Orellana 2017-03-21

Trescientas cincuenta toneladas de arsénico llegaron a ser almacenados en el relleno industrial de Ecobío en Chillán Viejo, en las instalaciones que administra la empresa Biodiversa.

La cifra fue confirmada por la Seremi de Salud en un escrito presentado en el marco de una demanda que actualmente se sustancia en el Tribunal Ambiental de Valdivia.

En la denuncia presentada por vecinos en mayo de 2016 se pedía el cierre definitivo de la planta industrial por “la presencia de desechos tóxicos, específicamente arsénico, derivado de fundiciones mineras, que han sido recepcionados, para su disposición final, sin ningún tipo de control en el Centro Integral de Tratamiento Ambiental Fundo Las Cruces, de propiedad de las demandadas”.

El caso que ya lleva diez meses vio inicialmente un desarrollo relativamente lento, pero desde comienzos de este año se aprecia un incremento en las alegaciones.

Entre los informes entregados figura uno de la Seremi de Salud que confirma que el recinto industrial cuenta con las autorizaciones para operar como tal y detalla los mecanismos que posee para tratar los desechos que llegan.

En la documentación se confirma, además, la existencia de residuos de arsénico, algo que es visto con temor por la población por sus eventuales efectos sobre la salud.

La Seremi admite que según declaraciones oficiales “todas del año 2008, la empresa CITA Ecobio ha recepcionado residuos correspondientes a Tierras Contaminadas con Arsénico, provenientes de la empresa Compañía Contractual Minera Ojos del Salado, ubicada en la comuna de Tierra Amarilla, en una cantidad aproximada a 350 toneladas”.

La demanda por daño ambiental presentada por vecinos de Chillán Viejo, sigue su curso y para el 11 de abril fue fijada la “audiencia de conciliación, prueba y alegaciones”. Las partes ya fijaron los testigos y peritos 

Comentarios