Enorme colector evitará las inundaciones en Chillán

Por: Edgar Brizuela Fotografía: Mauricio Ulloa 2017-03-18

La instalación de un gran colector de aguas lluvias bajo el bandejón central de Avenida Brasil es una de las grandes obras de adelanto de Chillán, ejecutadas con recursos públicos, que comenzó a materializarse. Aunque generará en su etapa de ejecución efectos que pueden ser considerados como negativos, es un trabajo relevante, pues tendrá una serie de efectos favorables sobre el desarrollo de la urbe.

La iniciativa, que significará una inversion de $9.573 millones, tiene su génesis durante el año 2008, cuando la Dirección de Obras Hidráulicas contrató una consultoría denominada “Estudio de factibilidad y diseño detallado del mejoramiento del Canal de la Luz”, el que determinó que Chillán cuenta con una red de canales de regadío y esteros que son utilizados como cauces evacuadores de aguas servidas (tratadas) y aguas lluvias.

Según antecedentes del proyecto, el sistema global de aguas lluvias de Chillán está formado por el Canal de la Luz y los esteros Las Toscas, Las Lechuzas y Camarones, los que están asociados a su vez a una extensa red de colectores. que son insuficientes para evacuar los torrentes, por lo que se requiere un sistema más extenso y eficiente.
Por esta razón es que el Ministerio de Obras Públicas y la Dirección de Obras Hidráulicas decidieron contratar la instalación de un gran colector de aguas lluvias, que corresponde, explica el director regional de Obras Hidráulicas Rinaldo Marisio, a la primera fase de la intervención global de la red de aguas lluvias de la intercomuna.

En esta primera etapa, detalla la autoridad, el foco estará puesto en el Canal de La Luz, y precisamente en un área  clave para el desarrollo urbano, como es el eje Ecuador-Brasil, entrada del sector Parque Lantaño.

El seremi de Obras Públicas, René Carvajal, agregó que las faenas, que demandarán una inversión de $9.573.818.645, incluyen grandes intervenciones en terreno, como rompimiento de aceras, bandejones, entre otras acciones que pueden perturbar las actividaes urbanas. 

Destacó que este es el inicio de una serie de contratos que requiere la ciudad y que fueron planificados en etapas sucesivas. De esta manera, apenas concluya esta iniciativa debiera comenzar otra fase. 

“No se pueden realizar todas las etapas al mismo tiempo, pues las intervenciones son de tal nivel que si se ejecutaran en forma paralela la ciudad sería invivible, pues habrá mucho trabajo en las calles y canales”, precisó la autoridad. 

Faenas comenzaron

Para el presente contrato fue elegida la empresa Copcisa, la que ya instaló faenas, arrendó un inmueble detrás de los corralones municipales y comenzó a reclutar al personal que trabajará en esta obra. En la Avenida Brasil ya se advierten las primeras fases de trabajos topográficos.

El contrato, desde el punto de vista técnico, contempla la construcción de un cajón de hormigón armado que tendrá dimensiones internas de hasta 3,5 por dos metros y que pasará por debajo de las avenidas Ecuador y Brasil. Se suman mejoramientos en un segmento del canal Huape, en Parque Lantaño.

Si hubiera que establecer una suerte de punto de inicio de las obras, está el cruce de la Avenida O’Higgins con Av. Ecuador, desde donde se iniciarán trabajos hasta Ecuador con Brasil. Desde ahí la obra da un giro y se enriela por Brasil, atravesando todo el bandejón central de esa arteria.

Adicionalmente, contempla el revestimiento de un tramo del estero Las Toscas hasta el estero Las Lechuzas, con la finalidad de que este sea capaz de soportar los grandes flujos de agua que llegarán a través del ducto subterráneo.

No más inundaciones

El alcalde Sergio Zarzar manifestó que las obras que serán ejecutadas tienen como uno de sus objetivos principales evitar los anegamientos que se producen en especial en invierno, cuando los canales urbanos reciben gran cantidad de agua, que muchas veces los superan, afectando calles y viviendas.

Agregó que los cursos fluviales que atraviesan la ciudad tienen doble propósito, al ser canales de riego y receptores de aguas lluvias, por lo que se requieren tratamientos de este tipo en toda la urbe para evitar los problemas que ocurren en la actualidad por la sobrecarga de aquellos.

La elaboración del Plan Maestro de Aguas Lluvias de Chillán y Chillán Viejo se terminó el año 2002. El estudio comprende la recolección de toda la información disponible relacionada con el tema, la sistematización de esta información, la identificación de áreas de inundación y la formulación del plan maestro de drenaje, que permita solucionar los problemas de inundación.

Zarzar precisó que para financiar todo el plan se requieren alrededor de $30.000 millones. Pero el hecho que se ejecute esta primera etapa refuerza la idea que en el futuro se avanzará a través de fases sucesivas, para satisfacer una necesidad de la ciudad.

Agregó que las obras afectarán las áreas verdes de los bandejones, además de otros efectos sobre el tránsito urbano en su ejecución, pero “este proyecto es parte del desarrollo de la ciudad y después que terminen las obras, las personas sentirán su beneficio”.

Recalcó que se están tomando las medidas necesarias para que haya el menor impacto sobre las áreas verdes. Además la municipalidad trabaja con la empresa en el diseño de los cambios viales que se deben implementar durante el tiempo que duren las actividades en terreno, en especial en las transitadas avenidas que serán intervenidas.

Fase previa para paso bajo nivel de Lantaño 

Municipalidad de Chillán, Flavio Barrientos, dijo que “esta obra tiene la virtud que permitirá que el Servicio de Vivienda y Urbanismo concrete la construcción del paso bajo nivel de Lantaño”. El delegado provincial del Serviu, Óscar Crisóstomo, sostuvo que efectivamente han esperado esta obra desde el año 2007, cuando fue entregada la Avenida Martín Ruiz de Gamboa, que consideraba el desarrollo del paso en desnivel en el cruce ferroviario. Crisóstomo afirmó que “los compromisos adquiridos por esta cartera para concretar el paso bajo nivel Parque Lantaño permanecen intactos. Lo primero es la canalización de las aguas de esa zona, a través del Plan Maestro de Aguas Lluvias a cargo del MOP”.  

Comentarios