Cobquecura acoge rica y exótica fauna marina

Por: Carolina Gómez Fotografía: Jorge Alarcón 2017-03-18

Elefantes marinos y ballenas son dos de las de especies que se han dejado ver durante los últimos meses en la costa de Cobquecura, causando sorpresa entre quienes han podido deleitarse con la presencia de estos mamíferos, que hasta hace unos años era poco probable  ver en la zona.

Lo anterior no ha dejado indiferente a los expertos, quienes creen que, con los años, Cobquecura se ha convertido en una zona de refugio para gran parte de la fauna marina del país. 

Así lo confirma Eduardo Pedreros,  biólogo marino del Programa de Investigación Marina de Excelencia (Pimex) de la Universidad de Concepción. 

“Hemos estado realizando estudios y hemos llegado a proponer que Cobquecura es un sistema único, que permite sustentar vida a tal nivel que hay ballenas, lobos marinos, lobos marinos de Juan Fernández y elefantes marinos que llegan a la zona a alimentarse y a descansar, esto sin contar a las especies que nosotros no estudiamos, como los tiburones, que los pescadores aseguran se dejan ver mar adentro”, explica.

Pedreros agrega que el hecho de que lleguen mamíferos de otras zonas y que además vengan con sus crías, quiere decir que consideran al lugar como un refugio importante para el reclutamiento e incorporación de las crías a la fauna marina. “Es lo mismo que pasa con los humanos, que cuidamos a los niños porque son el futuro de la especie. Ellos hacen lo mismo. Eligen un lugar seguro para enseñarles a desarrollarse y en su viaje por el cono sur eligen Cobquecura”, precisa. 

Pescadores

Los avistamientos de turistas no es lo único que ha llamado la atención durante el último tiempo en la comuna costera. Los pescadores también se han encontrado con sorpresas al momento de internarse en las aguas.

“En la costa no hay muchos recursos, por eso los pescadores se han aventurado en el mar. Por ejemplo, hace un tiempo  comenzó a venderse atún negro, que no es muy común y que fue capturado mar adentro. Eso nos dice que hay harto por conocer en esas zonas, que aún no hemos estudiado”, puntualiza Pedreros. 

La falta de estudios, a juicio del experto, no permite hablar aún de un nuevo ecosistema en Cobquecura, ya que “se necesitan muchos más antecedentes que permitan reafirmar que la zona cuenta con una costa única”.

“Esperamos realizar una investigación que permita hacer una clasificación de las especies. En abril se pedirá apoyo al Comité de Gestión del Santuario para realizar estudios", puntualizó el profesional.
 

En noviembre de 2016 alrededor de 15 ballenas, de la especie Balaenoptera borealis, se dejaron ver en Rinconada de Taucú. 

En marzo de este año un elefante marino llegó hasta la costa. Se presume que solo paró a descansar, ya que no presentaba lesiones.

Mar adentro pescadores lograron extraer este tipo de especie, que habita en aguas cálidas.

Comentarios