Mural de Siqueiros: Manual establece medidas restrictivas

Por: Carolina Marcos Fotografía: Mauricio Ulloa 11:00 PM 2016-03-26

23 páginas tiene el Manual de Conservación elaborado por Monumentos Nacionales tras la última restauración de los murales alojados en la Escuela México de Chillán. El documento, al cual LA DISCUSIÓN tuvo acceso, data del 2013, sin embargo, y según aclara el director del Departamento de Cultura de la Municipalidad de Chillán, Edgardo Venegas, las recomendaciones sólo llegaron a su correo en noviembre pasado, cuando este matutino solicitó a Monumentos antecedentes respecto del mismo. 

La última restauración de los murales finalizó el 2013 con el compromiso de minimizar los efectos de la temperatura, humedad ambiental, vibraciones, agua de lluvia y fauna dañina, sobre la pintura de David Alfaro Siqueiros. Pero nada se había hecho a la espera de este manual que el municipio solo vio el año pasado. 

Desde la municipalidad insisten en que el documento tiene carácter de borrador, por lo cual, aún no se han realizado las obras necesarias para la conservación del mural “Muerte al invasor” alojado en la biblioteca del establecimiento educacional. Así lo sostiene el director Venegas. “Monumentos no ha oficializado ese borrador. El correo que nos enviaron junto con este borrador, decía que hemos actuado bien pese a no contar con este manual. Ellos se comprometieron con nosotros a terminar este manual y enviarlo de nuevo, por lo que estamos a la espera del definitivo. Nosotros hemos estado llamando y enviando correos”, aseguró. 

“De todas maneras, nosotros (en esta espera) no hemos dejado de hacer las cosas. Pese a que no teníamos las indicaciones, estábamos actuando bien. Yo creo, desde mi punto de vista, que debiera actualizarse el estado del mural para poder terminar este manual”, precisa. 

Requerimientos
El documento, fechado en 2013, establece requerimientos y recomendaciones para el cuidado del mural de David Alfaro Siqueiros. Para Monumentos, lo más importante es establecer un plan de monitoreo que permita visualizar futuras amenazas como terremotos, lluvias, fauna dañina y vibraciones, agentes fundamentales de deterioro de las obras. 

Por esto, recomienda inspeccionar el techo a lo menos dos veces al año precisamente para evitar las filtraciones de agua, además de la fauna (murciélagos) provocadora de los mayores daños. Respecto de la temperatura, Monumentos es implacable: ésta debe estar entre 18 y 21 grados Celsius con una humedad relativa del ambiente del 45 al 50 por ciento. Según mediciones realizadas por personal de Monumentos, en un día normal, se registraron temperaturas en la biblioteca por sobre los 27 grados. Para garantizar estas temperaturas, se recomienda incluso el equipo a utilizar: un Data Logger. 

Respecto de las visitas guiadas, éstas deben restringirse en temporada e invierno. Según el manual, no deben ingresar más de veinte personas por visita, no se puede consumir ningún tipo de alimento o líquido y las personas no deben ingresar con sus ropas húmedas (días de lluvia, por ejemplo). Los visitantes deben estar a una distancia de 1,5 metros de las obras y se deben instalar cámaras de seguridad para proteger el mural de eventuales hechos de vandalismo. 

Respecto de la parte museográfica, el manual establece que se deben instalar cédulas explicativas en español e inglés, además de exhibir los utensilios encontrados por los restauradores mexicanos y que son atribuibles al propio Siqueiros, y a Fernando Marcos (restaurador que intervino las obras). Además, se debe exhibir el retrato de Octavio Reyes Espíndola, que fue pintado por Camilo Mori, ayudante de los artistas aztecas. Por último, debe exhibirse el boceto encontrado con un dibujo de Xavier Guerrero respecto de su mural “De México a Chile”. 

Además de los terremotos, los incendios son una preocupación para el Consejo. Por lo mismo, la entidad está solicitando revisar periódicamente las instalaciones eléctricas, además de realizar obras complementarias a los cortafuegos existentes. Por último, dice expresamente que no se deben manipular elementos inflamables en la sala y se deben instalar alarmas de incendio.

Comentarios