Rescate del patrimonio va tras el maíz amarillo, trigo rojo y calabaza

Por: José Luis Montes 10:30 PM 2016-03-26

Tres proyectos de la fundacion para la innovación agraria de línea patrimonial agroalimentaria se ejecutannen Ñube

El director nacional de FIA, Héctor Echeverría, señala que hay que evitar pérdida de valiosos ecotipos, que están en el ADN de Ñuble

Recientemente se efectuó en la Plaza de Coihueco una degustación masiva de platos basados en el “Maíz Amarillo de Ñuble”, un grano propio, mantenido y seleccionado por siglos por los agricultores, que le da ese gusto tan chileno a la humita y al pastel de choclo. Se trataba de un proyecto FIA que busca resguardar el patromonio agroalimentario chileno, de  un total de tres que se realizan en la Provincia de Ñuble.

Los otros dos están ligados a la artesanía, ya que apuntan a reponer variedades de trigo con buen rendimiento en cuelchas para la confección de chupallas, y el del rescate de la genética y variedades de calabazas utilitarias, que tradicionalmente se han usado en el campo, para guardar productos.

Cuelchando
Le preguntamos a una señora en lo alto de una loma en San José de Ninhue “¿qué está haciendo?”. Su respuesta fue “cuelchando”. Le señalamos que era obvio que estaba cuelchando, dado el movimiento monótono y la larga hebra de paja tejida que lo evidenciaban, lo que queríamos saber era qué hacía cuelchando en el alto de la loma. “Ahh! Es que estoy cuidando las ovejas, las veo todas del alto”.

Le contamos este episodio porque en la zona de Ninhue, cuelchean hombres, mujeres y niños, buena parte del año. Se trata de una actividad relevante para la economía local, ya que también se pueden desarrollar otras labores, mientras se teje algo similar a trenzas de hasta 100 metros que en lugar de cuatro hecras tienen 4.

Últimamente se ha ido haciendo más evidente una dificultad ya que cambian las modas del trigo y las variedades existentes ahora que tienen mejores rindes, no se prestan tan bien para este oficio, como el trigo rojo de antes, que tenía la vara más larga y resistente.

Éste es uno de los ejemplos de la razón que tuvo el director ejecutivo de FIA, Héctor Echeverría, para apoyar decididamente el fondo especial que se dispuso para la Agricultura Familiar Campesina “Valorización del Patrimonio Agrario”. De esta forma, ahora se busca rescatar y mejorar las semillas del trigo más apropiado para cuelchar.

En esta tarea está la Asociación de Artesanos de Ninhue, trabajando con apoyo de la Universidad de Chile.

Calabazas y maíz amarillo
Otro ejemplo de rescate patrimonial es el de las calabazas con todo su abanico productivo que va desde lo alimenticio hasta lo artesanal y lo utilitario, ya que antiguamente se usaban como jarras, o envases para almacenar productos secos o líquidos. En este objetivo trabaja un grupo de productores de Coelemu, el Comité Agroecológico Tierra Florida y el Taller Manos de Bío Bío, con la guía del Centro de Innovación y Tecnología, CET.

El tercer proyecto es el de rescate del Maíz Amarillo de Ñuble, una iniciativa que busca identificar, rescatar y almacenar y difundir las semillas, lo que hace en Coihueco la organización Campesina Ránquil con el INIA.

Proyectos
Las iniciativas se realizan con un fondo especial en que FIA aportá un financiamiento máximo equivalente al 80% del costo total de la propuesta, por lo que la contraparte deberá hacer un aporte mínimo del 20%. 

El monto solicitado a FIA no podrá ser superior a 60 millones de pesos.

Comentarios