Detectan grave irregularidad en entrega de licencias de conducir

Por: Felipe Ahumada Fotografía: : Mauricio Ulloa G. 08:35 PM 2017-03-17

El artículo 18.290 de la Ley de Tránsito obliga al funcionario municipal que realiza los trámites de renovar la licencia de conducir a cada  conductor a informar la realización del trámite con su respectiva firma electrónica al Registro Civil, en un plazo no superior a los cinco días de completada la diligencia.


Si el funcionario no cumple con esta obligación, el conductor estará, sin saberlo, trasladándose en un vehículo sin permiso reconocido por la autoridad, por lo que, independiente tenga el documento plastificado en su guantera, si un carabinero le realiza un control vehicular en la central policial no podrán corroborar su validez, lo que será interpretado como un delito por falsificación de instrumento público con la consiguiente incautación del vehículo.


Y en la Dirección de Tránsito de la Municipalidad de  Chillán Viejo solo esta semana han recibido cerca de 10 casos de conductores de Chillán, quienes por cambio de dirección laboral o residencial, fueron a renovar las licencias a esa comuna, encontrándose con la sorpresa de que ellos no figuraban inscritos en el registro nacional de vehículos, lo que solo se explica en que el trámite de inscripción no se realizó cabalmente.


José Olivares, director del Departamento de Tránsito de Chillán Viejo, comentó a LA DISCUSIÓN que “generalmente se juntan varias inscripciones, por ejemplo las de una semana entera, y luego se envían como planillas al Registro Civil, antes de los cinco días hábiles, es decir el viernes se manda toda la nómina de conductores al Registro Civil, por lo que si llega una sola persona que tiene ese problema, quiere decir que hay toda una planilla más que no fue registrada ni informada”.


No hubo respuesta
Si en una fiscalización vehicular “un conductor nos presenta documentación que al ser corroborada en la Cenco por vía radial, arroja que el permiso no está registrado, esa persona se va detenida inmediatamente y su vehículo se incauta y se envía a los corralones municipales”, explicó   el capitán Christian Morales, de la Segunda Comisaría de Carabineros de Chillán.


El uniformado advirtió que “si el detenido insiste en que él sacó sus documentos en la Dirección de Tránsito, ya será trabajo del Ministerio Público investigar si eso es así no, pero para carabineros lo que vale es lo que figura en el Registro Nacional”.


Desde la Dirección del Tránsito de Chillán, donde se habría generado el problema, no hubo respuesta para explicar este situación ni para conocer qué tipo de medidas se tomarán este año para evitar que esto ocurra de nuevo.


Las personas que se encuentren en esta situación tienen como opción volver a la Dirección de Tránsito donde se generó el inconveniente y exigir un certificado de validez respecto a sus permisos de conducir “y además exigir que se verifique posteriormente la entrega de la información al Registro Civil”, explicó Olivares, quien aclaró que este tipo de anomalías también las ha visto en contribuyentes de ciudades grandes de otras regiones del país, “generalmente ciudades que suelen colapsar por la gran demanda que tienen”.


Un ejemplo de lo anterior está en la experiencia del profesor Luis Avendaño, quien fue a renovar la licencia a Chillán, pero se encontró “que están dando hora para mayo por la demanda que hay. Como yo tengo también una dirección registrada en Rucapequén,  decidí ir a renovar a Chillán Viejo y ahí me encontré con este problema y con dos personas más que estaban en las mismas. Me explicaron lo que tenía que hacer y que todo era porque alguien no hizo la pega”.


Como respuesta, en Chillán le dijeron que “como mi apellido es compuesto, a lo mejor no lo tomó el sistema en Santiago, pero eso es poco creíble. No me dieron al final ninguna explicación seria ni reconocieron su error”.

Comentarios