Chillanejo representa a Chile en festival de música ranchera en México

Por: Carla Aliaga Fotografía: Gentileza E. Gutiérrez 08:10 PM 2017-03-17

Rodrigo Gutiérrez es un joven de 18 años. Vive en Chillán junto a sus padres y sus dos hermanos. Hasta el año pasado, estudiaba en el Colegio Sagrado Corazón de Jesús, donde terminó sus estudios de cuarto medio. Disfrutaba de sus prácticas de taekwondo, hasta lograr el cinturón negro, y cantaba de vez en cuando con bandas de amigos. 


En septiembre de 2016 su vida dio un giro, porque gracias a algunos conocidos que lo incentivaron a seguir su habilidad musical se inscribió y participó en la novena versión del Festival de la voz ranchera que organiza cada año la Escuela México en Chillán.


La gala fue en el Teatro Municipal el 29 de septiembre de 2016 y entre los concursantes fue el elegido. Primero ganó el premio en su categoría y luego el de mejor de los mejores. 


El salto a México
Su gran voz no dejó indiferente al jurado, que no dudó en darle el puntapié inicial para que fuera el representante chileno en el festival intercolegial de música ranchera que se desarrolla en México. Viajó el miércoles recién pasado junto a su mamá como embajador cultural hasta Playa del Carmen en México. Allí tendrá sus dos presentaciones.


“Antes cantaba otras cosas, baladas por ejemplo. Ahora comenzó su gusto por las rancheras, después del festival de la Escuela México”, comparte el padre de Rodrigo, Enrique Gutiérrez.


Su papá cuenta que Rodrigo ahora estudia música e interpretación musical en la Universidad de Artes, Ciencias y Comunicación, Uniacc en Santiago, con el claro propósito de fomentar su veta artística y lograr continuar una carrera profesional en esta línea.


“De los tres hermanos es el único que se dedica a la música. El que le sigue, de 15 años, está incursionando en la batería, pero es recién. Aunque Rodrigo comenzó tarde, no pensamos que iba a tener tanto éxito al respecto”, sostiene Enrique Gutiérrez, quien añade que su hijo fue invitado a dos conciertos en el país azteca. Un orgullo para su familia y para muchos que confían en sus cualidades.


El viaje fue financiado por la Escuela México y también con aportes propios. “Hicimos   un esfuerzo, porque hay que apoyar a los hijos cuando destacan en algo que les gusta”, reconoce Enrique.


El padre de Rodrigo agrega que “esta sin duda es una gran experiencia, una muy significativa”.

Taekwondo
Enrique siempre creyó que su hijo seguiría el camino de las artes marciales. Desde los 6 años, Rodrigo comenzó a practicar taekwondo y desde ahí no paró. Destacó en competencias regionales y nacionales hasta que logró ser cinturón negro, el máximo grado en esta disciplina. 


La vida tenía preparada otra cosa para Rodrigo Gutiérrez, quien además de sus logros en las artes marciales, también ha brillado en lo musical.


El año pasado también se presentó en múltiples escenarios con su imponente voz ranchera. Uno de ellos fue durante la semana carmelina, de la comuna de El Carmen, donde interpretó diversos temas musicales. 


También participó en un concurso de la voz que organizó el Mall Arauco Chillán, aunque en aquella ocasión interpretó baladas. Algunos bares de Chillán han podido disfrutar de su música y lo han llamado para que anime algunas noches con sus emotivas canciones.


“En general ha tenido buena crítica”, dice su padre.


El próximo 21 de marzo estará de vuelta en Chillán, para luego regresar a la universidad y continuar su carrera. Una que le permitirá avanzar en lo que le gusta y lograr algún día el éxito musical que tanto anhela.

Comentarios