Aplazan formalización del autor confeso de femicidio en Quillón

Por: 05:45 PM 2016-03-26

Para el martes 29 de marzo se aplazó la formalización del presunto autor del asesinato de Yuri Álvarez Valderrama, ocurrido en Quillón, a la espera de nuevos antecedentes para la investigación  y de la entrega del informe de autopsia del Servicio Médico Legal de Chillán.

La mujer, de 28 años, se transformó este viernes en una nueva víctima de femicidio, tras ser atacada con un elemento contundente por su cónyuge, Ángelo Iturra Morales, de 30 años.

El hecho ocurrió cerca de las 21.00 horas en el domicilio ubicado en calle General Cruz 317, cuando el hombre dio muerte a su esposa, tras propinarle varios martillazos en el cráneo y rostro, aparentemente por celos.

La mujer trabajaba como vendedora en una heladería del centro de la ciudad, mientras que él prestaba servicios en el Complejo Forestal Arauco Nueva Aldea, ubicado a pocos kilómetros de la comuna.

Por orden de la Fiscalía de Bulnes, el cuerpo fue periciado por la Brigada de Homicidios de la Policía de Investigaciones de Chillán, y remitido al Servicio Médico Legal de la misma comuna.

Iturra, con quien la víctima tenía un hijo en común de 9 años, tras el crimen se presentó en la tenencia de Carabineros de Quillón, reconociendo el hecho.

Según antecedentes recogidos en el lugar del crimen, Yuri Álvarez era sometida a frecuentes episodios de violencia por parte  su marido.  De hecho, Carabineros  confirmó la noche del viernes que tenían varias denuncias sobre el caso.

Además, la mujer habría manifestado a algunas amistades su deseo de buscar una casa para arrendar e irse sola con su hijo, ya que tenía algunos problemas con su cónyuge.

Al respecto, la directora regional del Sernam, Valentina Medel Ziebrecht, indicó que ya se está trabajando en la contención y apoyo a la familia de la víctima, quienes habitan en el sector El Arenal, ubicado en Cerro Negro, comuna de Quillón.

“Hemos estado desde primera hora trabajando con la familia a través del Centro de la Mujer de Chillán, el equipo se entrevistó con la familia para saber sus requerimientos, para otorgar el apoyo desde el punto de vista psicosocial que es necesario para enfrentar este proceso reparatorio de la violencia de la que ellos también son víctimas secundarias, y para evaluar la posibilidad de representar legalmente a la familia y presentar una querella por femicidio que nos permita efectivamente hacer justicia”, señaló Medel.

Acerca de las causas de la agresión, la autoridad señaló que “no hay nada que justifique un femicidio. Ni los celos, ni el alcohol, ni las drogas. Existe un agresor que consideró que ella era de su propiedad y esperamos que se pueda obtener el máximo de la pena que nos permite la Ley, para hacer justicia por su vida y por la familia y el hijo que ella deja”.

Se trata de la víctima número 13 de femicidio en el país y el segundo en la región del Bío Bío en lo que va de 2016.

Comentarios