Región de Ñuble asoma como el gran logro del Gobierno en su tercer año

Por: Isabel Charlin Fotografía: Mauricio Ulloa 09:50 PM 2017-03-12

En el mismo lugar donde en mayo de 2013, cuando la aún precandidata presidencial, Michelle Bachelet, se comprometió con sacar adelante el proyecto que crea la Región de Ñuble; la Nueva Mayoría local conmemoró este sábado los tres años del segundo mandato de la Presidenta, destacando como gran compromiso cumplido, la inminente aprobación de la iniciativa en el Congreso.

Hasta la Sociedad de Empleados de Comercio llegaron representantes de los siete partidos que componen el bloque (DC, PS, PPD, PR, PC, MAS e IC), además de autoridades, entre ellas, el seremi de Gobierno, Enrique Inostroza; el gobernador, Álvaro Miguieles, y los diputados Loreto Carvajal y Carlos Abel Jarpa.

Junto con destacar las reformas impulsadas por este gobierno, que a juicio del gobernador Miguieles, “son las más profundas en los últimos cuarenta años en orden a generar equidad en el país”; el jefe provincial recalcó el compromiso de la actual administración por impulsar hasta su concreción, la creación de la Región de Ñuble.

“Hay una promesa cumplida, y es el envío al Parlamento del proyecto de ley, y hay una promesa pendiente, que es que durante 2017, se promulgue la ley. Me gustaría resaltar lo ocurrido durante la cuenta pública del intendente Díaz, donde ante un auditorio compuesto mayoritariamente por penquistas, planteó con decisión y una voluntad firme, la ratificación del compromiso de la Presidenta de la República en el sentido que Ñuble tiene que ser región”, manifestó el gobernador, quien en otros ámbitos, como la salud y la concreción del hospital de Chillán, reafirmó el compromiso del Gobierno.

“Si bien este proyecto ha tenido un retraso, eso responde a que el propio Gobierno ha estimado que la salud pública debe estar dentro de lo público, lo que significó un replanteamiento en la forma en la que se estaba concibiendo la mega obra. Ésta ha tenido dificultades naturales en este tipo de construcciones que esperamos, se resuelvan, y se logren salvar todas las dificultades administrativas”, planteó Miguieles, quien también destacó la preocupación de la actual administración por el tema hídrico.

“El intendente lo dijo, nuestros tres principales problemas son agua, agua y agua”, aseveró.

Al respecto, el seremi de Gobierno, Enrique Insotroza, destacó que un viejo anhelo de Estado como el embalse Punilla, está avanzando vía estudios de impacto ambiental por parte de la empresa concesionaria a cargo. “También se está trabajando en los estudios del embalse Zapallar, obras que se conectan con la creación de una Delegación de Aguas Presidencial para mejorar la provisión de agua hacia distintos sectores, especialmente en la provincia de Ñuble, que tienen déficit hídrico. El Gobierno no solo ha pensado en medidas que beneficien la agricultura, sino también en aquellas personas que viven de la agricultura familiar campesina, y que tienen problemas de agua para el consumo humano”, subrayó.

Respecto de la Región de Ñuble, Inostroza aseguró que la Presidenta terminará cumpliendo sus promesas, “a pesar de las dificultades y de una oposición especialmente virulenta. La promesa particular que hizo a esta zona el 2013 fue avanzar sustantivamente en la creación de la región, y esto no quedó en palabras. Se firmó el proyecto, y se ha impulsado su tramitación exitosa hasta el momento”, afirmó.

Avances en equidad
Para la diputada, Loreto Carvajal (PPD), en Ñuble hay cuentas azules.

“Ha avanzado mucho el gran proyecto histórico que es la creación de la nueva región, el cual ha tenido un respaldo transversal. Había mucho escepticismo, y hoy el proyecto está en segundo trámite. Esta voluntad también se ha traducido en mejoras para la provincia, nuestro presupuesto en conectividad rural y energía, al igual que la inversión en agricultura, han crecido, y se ha focalizado la atención en la zona de rezago. Ñuble tiene mucho que reconocerle a la Presidenta, y si bien hay proyectos como el hospital, que se han retrasado, se trata de una obra millonaria que está asegurada”.

Carlos Abel Jarpa (PR), en tanto, cree que los compromisos más grandes del Gobierno se están cumpliendo.

“El embalse Punilla traerá un tremendo desarrollo para la provincia, y transformará a la futura región en una potencia agroalimentaria. Paralelamente, se está trabajando en el embalse Zapallar, lo que traerá respiro en el tema hídrico. Ahora, si bien el hospital de Chillán tiene algún retraso, esta obra pronto será adjudicada, estoy muy optimista por el trabajo realizado por el Servicio de Salud Ñuble, y esperamos que no haya problemas en la toma de razón de Contraloría, organismo que ha sido muy cuidadoso, no solo con Chillán, sino con otros cinco hospitales en el país”, sostuvo el diputado, quien le dio a la Región de Ñuble el carácter de proyecto estrella de la Presidenta en la zona.

El concejal PPD por Chillán, Camilo Benavente, manifestó que “el Gobierno propuso reformas estructurales, y eso fue lo que votó la gente. Hoy tenemos a muchos alumnos estudiando gratis en la enseñanza superior y en los colegios, y eso es obra de este Gobierno. También se ha avanzado en mejoras laborales. La Presidenta ha instalado temas, y las deudas, creo, están en la forma de hacer las cosas. Ha habido errores, y eso ha influido en la baja adhesión, pero este Gobierno va a ser recordado por los avances contundentes en educación y en mejoras sociales”, dijo.

En tanto, el presidente provincial del PS, Francisco Crisóstomo, destacó el cumplimiento de los compromisos.

“Hablamos de reformas estructurales que le han cambiado la cara a este país en materia de equidad, partiendo con la reforma tributaria; la creación del Ministerio de la Mujer, y acortando la brecha con la gratuidad en educación”, sentenció.

“No hay nada que celebrar”
En la oposición, sin embargo, la mirada no es tan positiva.

“Si analizamos la gestión del Gobierno para Ñuble en estos tres años, desde el impacto a nivel local de las reformas estructurales hasta la concreción de obras concretas para nuestra provincia; el resultado es deficiente. En salud, se prometió un nuevo hospital con alcance regional y los resultados están a la vista; en materia de inversión pública, todas las últimas grandes obras fueron concretadas gracias a recursos asignados por el gobierno del Presidente Piñera, tanto es así que los problemas estructurales que existen hoy en Ñuble en materia de conectividad vial no han sido solucionados. En el ámbito agrícola, si bien comenzó la licitación del embalse Punilla que beneficiará a más de 5 mil agricultores, la Reforma al Código de Aguas y el escaso apoyo a la pequeña agricultura, además de otros factores, tienen a nuestra principal actividad económica enfrentada a un escenario muy complejo; en materia económica y empleo, persisten nuestros problemas estructurales, agudizados por una improvisada reforma tributaria que sólo ha generado incertidumbre y una baja en la inversión local. Tampoco se ven resultados en un tardío e ineficiente Plan de Zona de Rezago, que aún tiene pendiente la Ley de Zonas de Rezago, que fue una promesa presidencial”, aseveró el vicepresidente distrital de la UDI, Gustavo Sanhueza. 

En cuanto al avance del proyecto que crea la nueva Región de Ñuble, dijo, “se debe reconocer como el logro más importante, pero a mi juicio, no es suficiente para satisfacer las demandas actuales de la comunidad”.

El senador de la UDI, Víctor Pérez, fue más allá.

“Me cuesta imaginar que la Nueva Mayoría se junte para celebrar, hay muy poco que celebrar, creo que hay que festejar que queda un solo año de un muy mal Gobierno, y la mejor demostración es que la candidatura de Sebastián Piñera se fortalece día a día, pese a los ataques en su contra. Este gobierno ha estancado al país, no ha generado empleo y no ha resuelto temas importantes como salud y vivienda. Seguimos teniendo problemas en la educación pública, por lo tanto, es difícil encontrar un ámbito para celebrar”, dijo. Y agregó: “A nivel local, la mejor demostración de este mal Gobierno, es que cuesta encontrar una obra. Es más, la gente de Ñuble no tiene un nuevo hospital gracias al gobierno de la Presidenta Bachelet. Las encuestas, que marcan un 20% de apoyo a este Gobierno, no son caprichosas, muestran una realidad. El espectáculo que vimos acá, con la falta de gobernador, es algo nunca antes visto. Se sacó a una persona solo por un tema partidario, y luego de casi tres meses se nombra a alguien de afuera. Y ahora la ex gobernadora vuelve. La confusión les ha hecho perder sentido común”, manifestó.

En cuanto a la Región de Ñuble, añadió: “este gobierno recibió un trabajo bastante adelantado del anterior gobierno; se demoraron casi dos años en presentarlo, y del Senado, sin ser arrogante, salió por la perseverancia de los senadores. Hoy es vital el apoyo del Gobierno en la Cámara, la Región de Ñuble es un esfuerzo de todos, que yo no me atrevería a atribuírselo solo al Gobierno. Punilla también venía del Gobierno anterior, y está avanzando muy lento, me cuesta encontrar logros de este Gobierno, sobre todo, en la parte hídrica, en la que aún estamos al debe. Sacar la cárcel de Chillán del centro tampoco ha sido una prioridad”, aseveró el parlamentario.

Similar opina el ex diputado por Ñuble, Frank Sauerbaum.

“El gobierno, en este nuevo aniversario, no tiene nada que celebrar, pues cuenta con la peor aprobación ciudadana desde el retorno a la democracia, con un Chile que muestra retrocesos ostensibles en casi todas las áreas, y con la incertidumbre respecto del futuro de la Nueva Mayoría, sin acuerdo respecto de su continuidad, ni de una carta presidencial”, señaló.

En Ñuble, agregó, “todos los grandes proyectos están pendientes o en tramitación, no ha habido convicción para darles prioridad, ni un liderazgo local para concretarlos, como son el embalse Punilla, Región de Ñuble o embalse Zapallar. Por otro lado, el detener la licitación del hospital de Chillán por razones ideológicas va a traer como consecuencia que recién el próximo gobierno lo comience a construir, con el perjuicio producido a los habitantes de la zona”, aseveró.

En materia agrícola, añadió, “ha sido decepcionante el rol de Cotrisa, y la nula acción ante la baja de precios del trigo, maíz , arándanos y frambuesa, por ejemplo. La respuesta para los agricultores cada vez que se planteó un problema fue “no hay recursos”. Otro mal recuerdo de este gobierno será la discriminación que se ha hecho en la entrega de recursos a las comunas de Chile Vamos, que tienen muchos proyectos aprobados en el Gobierno Regional, pero sin asignación de recursos”, sentenció.

Comentarios