Municipio tiene detenidos proyectos por más de $13 mil millones

Por: La Discusión Fotografía: Mauricio Ulloa 09:55 PM 2016-03-25

Proyectos por más de 13 mil millones de pesos tiene la Municipalidad de Chillán “estancados” en la Seremi de Desarrollo Social, a la espera de conseguir el RS, visto bueno clave para que las iniciativas de desarrollo urbano pueda conseguir recursos, tanto de ministerios como del Fondo Nacional de Desarrollo Regional (FNDR).


A través de la Ley de Transparencia, la Subsecretaría de Evaluación Social remitió a LA DISCUSIÓN la totalidad de proyectos, presentados por el municipio de Chillán, que se encuentran en etapa de evaluación de sus requerimientos técnicos y rentabilidad social. Del total, 12 proyectos se encuentran en condición FI, es decir donde falta información, iniciativas que en total suman $13.147.204.000, y que se encuentran detenidas.


Se trata, algunas, de inversiones emblemáticas para la ciudad, que llevan varios años intentando obtener recursos, sin resultado. Por ejemplo la piscina temperada de Chillán, un anhelo del alcalde Sergio Zarzar desde su primer periodo como jefe comunal, proyecto que no ha podido pasar a etapa RS, y que implica una inversión de $2.046.704.000.


En el caso de este proyecto, el Ministerio de Desarrollo Social le ha manifestado al municipio local que existen antecedentes no resueltos, como la necesidad de “presentar estudio de oferta y demanda justificando y fundamentando la información utilizada”, además de “desarrollar por separado la  justificación de la demanda por graderías. En el programa de gestión está programado el uso de la piscina por la tercera edad, lo que no se menciona en el estudio de demanda. Justificar el cálculo de horas de demanda por categoría”.


Además, para la misma piscina temperada, se solicita “justificar el programa arquitectónico. Este parece excesivo en los siguientes recintos: ocho carriles de la piscina, cafetería y hall, sala de reuniones  y sala de profesores, piscina enseñanza y gimnasio”.


También se pide “presentar una evaluación económica del proyecto, antecedentes del terreno y corregir planos, ya que se presentan dos emplazamientos”. El Ministerio de Desarrollo Social aclara que las observaciones se informaron al municipio el 30 de octubre de 2014, sin que a la fecha se tenga un oficio con la respuesta.


El más caro de todos
Otro proyecto de arrastre que lleva años detenido es el que busca mejorar las veredas de la ciudad. Con una inversión proyectada de $4.329.917.000, sigue en condición de FI y no ha logrado el visto bueno que requiere el municipio para postularlo a fondos públicos.


Entre las observaciones que ese proyecto presenta se encuentra la necesidad de “mejorar el perfil, no hay capítulo que se refiera a la oferta y demanda, y de igual manera el capítulo diagnóstico prácticamente no existe. Tampoco queda clara la población beneficiada por el proyecto. Por otra parte, en el punto 1.5.1 se refiere a proyecto de alcantarillado y no al proyecto de aceras”. 


La entidad sugiere “incluir en el perfil los sectores a intervenir e indicar y certificar el deterioro para cada tramo considerado”. Además, “analizar la alternativa de pavimento hormigón más baldosas”.


Otro proyecto de desarrollo urbano es el que apunta a remodelar el centro cívico de la ciudad. Postula para su diseño una suma de $277.844.000, y no ha conseguid el RS debido a que se debe “definir el problema de forma clara. De acuerdo a los antecedentes de diagnóstico se hace hincapié al entorno patrimonial y de valor histórico que presenta el lugar, dando origen a la formulación de la iniciativa y que permite entender los objetivos propuestos. Si el espacio público está ubicado en torno a edificios declarados Monumento Histórico, las intervenciones deberán estar orientadas a la recuperación y mejoramiento de los elementos patrimoniales. Informar sobre la inclusión del proyecto en planes regionales o comunales”.


El Ministerio de Desarrollo Social insiste además en un tema que también solicita para otros proyectos detenidos: “Adjuntar la identificación y caracterización de la población objetivo (número de beneficiados directos e indirectos ordenados por edad, perfil socioeconómico preponderante, etc.).


Césped sintético
Otro proyecto que busca materializar el alcalde Sergio Zarzar es la instalación de césped sintético en el estadio ANFA de Chillán.


La iniciativa requiere $310.991.000, no obstante no ha logrado pasar por el cedazo legal.


Entre las exigencias no cumplidas por el municipio se enumeran: “Presentar el usufructo del terreno a nombre de la Municipalidad de Chillán, usufructo que debe estar  visado por el Gobierno Regional”, además de presentar un “diagnóstico del proyecto”. 


Por otra parte, para la entidad evaluadora “no está claro el problema que se pretende resolver. Presentar desarrollo de este y cuantificarlo. El problema está enfocado solamente al déficit de infraestructura”.


Agrega que es necesario “completar el estudio de demanda, y explicar cómo se desarrollan las actividades y campeonatos. Justificar las variables con que se calculan las horas demandadas”. También solicita “completar estudio de oferta y  señalar qué metodología se utilizó y por qué no se considera solo los recintos particulares”, entre una larga lista de observaciones.

Comentarios