Buscan aminorar gases invernadero producidos por los bovinos

Por: José Luis Montes 09:40 PM 2016-03-25

Con un equipo especial denominado Rusitec, armado en Chile, un equipo de investigadores locales desarrollan dos proyectos que apuntan a reducir las pérdidas de energía por gases metano que producen los bovinos y que forman parte de los gases invernadero, y a la vez generar lácteos y carnes con perfiles de ácidos grasos más saludables para el consumo humano. 


También la idea es analizar el uso de determinados taninos en la dieta animal que disminuyen el timpanismo y la producción de gases.


Las dos iniciativas, que significan una inversión de $250 millones, apuntan a dos problemas actuales reales, como la producción de carne más sana, en un producto que ha sido cuestionado como posible agente cancerígeno por la OMS, y en el tema que preocupa a todo el mundo como es bajar la emisión de gases invernadero, donde parte importante tiene que ver con la ganadería.


El equipo que trabaja en esta tarea es integrado por los académicos de la Universidad de Concepción Jorge Ávila y Rodrigo Allende, de la Facultad de Ciencias Veterinarias de la Universidad de Concepción; Pamela Williams, de la Facultad de Agronomía;  y el ingeniero de proyectos de la Unidad de Desarrollo Tecnológico de la UdeC, Juan Pablo Salazar. El equipo también es conformado por la tesista de pregrado Constanza Gutiérrez y de doctorado Nelson Vera y Tania Junod.


El equipamiento Rusitec, que es una tecnología de punta que solo se está usando en investigaciones en Chile y Colombia, fue implementado por Jorge Ávila y Gerardo Jiménez, y tiene la particularidad que permite simular en forma simultánea la digestión de seis vacunos en un espacio muy reducido. En este aparato, usando líquido ruminal de una vaca real y una sustancia que tiene las propiedades de la saliva del animal, se procede en unas cápsulas del porte de un frasco mediano, donde se añaden distintas raciones para vacunos y se analizan los gases y el comportamiento químico de los líquidos.


Reducción de gases 
El académico Jorge Ávila explica que para este proyecto en el tema de la reducción de gases, “en este caso usaremos un residuo de la producción de biodiesel, glicerina, que se encuentra en todos los alimentos y lípidos, en conjunto con linaza con la finalidad de modificar la fermentación ruminal y reducir la producción de metano, lo que genera beneficios para el productor y para el medio ambiente, ya que de un 5 a un 15% de la energía que consume el animal se pierde bajo la forma de metano”.


El proyecto se fundamenta además, según el equipo, en que “la alimentación en los sistemas ganaderos constituye el principal ítem ponderado en la estructura de costos directos y que la capacidad de fermentación del rumen, si bien otorga a los rumiantes una ventaja evolutiva única, plantea desafíos a la ciencia que están bajo permanente examinación con la finalidad de superar y/o minimizar algunos aspectos negativos inherentes al proceso fermentativo”.


Las iniciativas tienen plazo de término para el 2017 y 2018 y significan una colaboración de los científicos chillanejos a problemas urgentes que tienen implicancia mundial y que están relacionados con la salud humana.

Comentarios