Abraham descarta la renuncia y confía en el repunte del Rojo

Por: Rodrigo Oses Fotografía: Mauricio Ulloa 2017-03-09

El amargo empate 1-1 de Ñublense ante Santiago Morning en Chillán agotó la paciencia de los hinchas, que cansados de no ver ganar a su equipo en casa (ha vencido solo dos veces de local en todo el año), están pidiendo la salida del técnico Pablo Abraham.

Sin embargo, el adiestrador de los “diablos rojos” descartó abandonar el proyecto que lidera, aunque asume que era riesgosa su implementación.

“No voy a abandonar algo en lo que estoy trabajando, porque ya estamos en la transición, ya que el comienzo fue el semestre pasado y va a tener un desenlace diferente, que es lo que uno siente. Uno está feliz trabajando, aunque de local no hemos producido lo que hemos insinuado, sabíamos que este proyecto iba a ser difícil, con un recorrido duro, y si no no lo hubiésemos tomado, pero seguiremos trabajando, sin ninguna duda”, aclara de entrada el técnico argentino, quien entiende la molestia de la hinchada y la presión del medio y además descarta un cuestionamiento de parte de la dirigencia a su campaña.

“Ustedes y la gente opina y uno se tiene que mantener al margen. Estamos en una senda irregular, tras esta reestructuración que por primera vez Ñublense hizo. Lo que digan se respeta, pero seguiremos trabajando y enfocándonos en lo que viene. Cuando hay un respaldo es porque la dirigencia no está de acuerdo con la forma de conducir y  nunca lo hubo, porque sabíamos como iba a ser esto, sabíamos que podíamos tener un proceso bueno o no muy bueno, pero hay que anteponerse a esto y nada más. Esto no está en duda, seguimos trabajando de esta forma”, despeja el entrenador del Rojo, que a pesar del actual undécimo lugar del equipo en la tabla cree ciegamente en su repunte en las próximas fechas.

Confía en la mejoría
“La realidad es que estamos a seis puntos del tercero, no sé si el quinto puesto que nos propusimos es irreal, pero trataremos de pensar en lo más alto posible, no puedes pensar para abajo porque más te hundes, sino que más arriba, nos hemos despegado de Unión La Calera (colista), le hemos sacado diez puntos”, remarca.

A pesar del preocupante momento del club, Abraham asume su responsabilidad. “Sabíamos que iba a ser así, nos dijeron y ustedes (los periodistas) igual sabían, sabíamos a qué nos ateníamos y la institución sabía los riesgos, cada uno los asume a su manera, seguimos enfocados”, explica.

De todos modos, cree que la dirigencia invertirá en diciembre en un plantel más competitivo. “No tengo dudas que será así. Se están dando los pasos para llegar a eso, para pelear por un cupo. Por ahora nos hemos equiparado con algunos equipos. Es un proceso lento que llegará a ese puerto”, sentencia el entrenador de los “diablos rojos”, que espera volver al triunfo ante Magallanes.

Comentarios