La crítica visión de los “outsiders” que pelean por la alcaldía

Por: Isabel Charlin 09:25 PM 2016-03-25

“Ni Bernucci ni Zarzar, poder popular”, se podía leer hasta hace algún tiempo en una céntrica muralla chillaneja. Una leyenda registrada en las pasadas elecciones municipales de 2012, pero que para los partidos extra Nueva Mayoría y Chile Vamos, cobra relevancia en 2016, por una simple razón: los candidatos son los mismos.


Igualdad es un partido que nació en 2010, sobre la base  de diversas organizaciones sociales de trabajadores y deudores habitacionales. Irrumpió con fuerza en 2013, cuando levantó la candidatura presidencial de Roxana Miranda, y para las próximas elecciones municipales, intentarán nuevamente marcar presencia en Chillán, postulando a la alcaldía al dirigente social, Enrique Jara Rivera, quien representará al pacto “Pueblo Unido”.


“Nuestra propuesta se ha consolidado como una  herramienta política para llevar candidatos independientes y de otros partidos opositores no al Gobierno, sino al actual modelo neoliberal, exitosamente administrado y profundizado por los gobiernos civiles de estos últimos 26 años, el cual ha profundizado las brechas de desigualdad en Chile y aún mantiene una democracia cautiva de gobiernos de minorías políticas, por sobre las mayorías ciudadanas”, sostuvo Jara.


La alternativa de Igualdad aspira a una ciudad diferente, “que no solo tenga un cartel de cultura, histórica y turística. Este nuevo desafío será con la humildad de siempre, y la firme convicción y voluntad de demostrar que se pueden hacer mejor las cosas, mejor que en los últimos 26 años de gestión edilicia”.


Y agregó: “Estoy tan decepcionado como la gran mayoría de los chillanejos de estos políticos. Pero no de la política seria, la del bien común, del buen vivir; la del individuo incorporado a una sociedad como parte de una comunidad organizada, y no de intereses individuales. La educación pública y la salud primaria están en manos de los alcaldes, y de ellos depende su calidad y buena cobertura hacia los más pobres de cada comuna de Chile”.


Junto a Jara, pretenden competir, como candidatos a concejales por el pacto “Pueblo Unido”,  Raúl Bravo, de la JJ.VV. Arturo Prat  y Ricardo Mora, dirigente de pobladores Andha y ex candidato a diputado en 2013.


“El municipio es la Patria Chica, y también allí se debe desarrollar la política grande. Nuestros alcaldes y concejales a lo largo del país son pocos, y entre ellos, los chillanejos están ausentes de opinar o tomar posición respecto del  Acuerdo Transpacífico, Asamblea Constituyente, Reformas Laborales, Educacionales, Previsionales, etc. No es mi caso, pues tengo posiciones claras al respecto, y las he generado con autonomía de ideologías, intereses partidarios o interés económicos”, señaló Enrique Jara.


primarias convencionales y abiertas
También representando a las fuerzas extra bloques convencionales, pero con un discurso que llama a la Nueva Mayoría a “acatar” los nuevos tiempos y aceptar que la época de las designaciones entre cuatro paredes terminó, el ex radical y ex superintendente de Bomberos, Héctor Muñoz Weitzel, espera competir por el Partido Progresista (PRO).


“Chillán debe ser una ciudad moderna y atractiva, no una ciudad abúlica, como a veces la percibimos. Una casa para todos nosotros, para vivir más alegres y contentos”, sostuvo cuando anunció su candidatura, en octubre pasado, ocasión en la que tanto él como la colectividad a la que representa, dejaron en claro la necesidad de que las fuerzas de centro izquierda (incluida la Nueva Mayoría) se unan y elijan a su candidato en una primaria convencional, abierta a todos los movimientos y ciudadanos.


Un ideal que se ha ido diluyendo con el tiempo, dado que el oficialismo no ha dado señales más que la voluntad de algunos candidatos, de utilizar el mecanismo.


Si bien ha estado un tanto alejado de la contingencia, lo que hacía suponer que su candidatura se había bajado, desde la dirección regional Ñuble del PRO dijeron que la alternativa de Muñoz sigue vigente.


“Hemos tenido conversaciones con el candidato del PS, Claudio Martínez, y luego  haremos lo mismo con  Aldo Bernucci y Carlos Arzola, que nos han solicitado reunirnos. Todo esto, enmarcado en nuestra política de conversar con todos los actores de la centro izquierda, Es más, también conversaremos con el Partido Igualdad y su candidato, Enrique Jara”, sostuvo el presidente regional Ñuble del PRO, Nelson Agurto.


El dirigente precisó, eso sí, que “nuestro relato es y será que solo una primaria abierta, convencional y de cara a la gente tendrá el respaldo necesario para sacar a la derecha de la alcaldía. Cualquier otro camino lo hace muy poco probable. Eso es lo que le dijimos a Claudio Martínez y lo que le diremos a todos”.


De esta forma, el PRO apuesta por un proceso participativo distinto al del 5 de junio, ya que las primarias legales solo se pueden efectuar entre pactos.


“Realizar una primaria convencional abre el abanico a todos los actores, y legitima aún más la elección, junto con madurar los apoyos ciudadanos, más que el clientelismo político, que es lo que ocurrirá si se dicta a dedo el candidato desde Santiago. Habrá alta abstención y concurrirán a votar todos los clientes de las candidaturas, es decir, quienes están interesados en cargos o favores políticos, y en eso la derecha es más disciplinada que la izquierda, junto 

Comentarios