Cristianos recorrieron Chillán reviviendo la Pasión de Cristo

Por: Carolina Marcos Fotografía: Víctor Orellana 08:30 PM 2016-03-25

Reunirse, meditar, rezar y revivir los últimos momentos de Jesús antes de su ejecución en la cruz fue el principal objetivo de una de las actividades más tradicionales de Viernes Santo. Distintos Vía Crucis se desarrollaron en la ciudad con motivo de esta fecha especial para el mundo cristiano, en que se recuerda la pasión y muerte de Jesucristo. El recorrido comenzó temprano en el Santuario de Schoenstatt, el más importante pulmón verde de la intercomuna. 


Ahí se reunieron los feligreses para acompañar al sacerdote Humberto Anwandter, quien lideró en el recinto la Pasión de Cristo. El gran santuario situado sobre una roca, fue el escenario perfecto para el recorrido de varios minutos que recuerda en cada parada los momentos previos a la muerte de Jesús. 


Fieles de la ciudad y Chillán Viejo acogieron en silencio y recogimiento este momento que retrató las distintas estaciones junto a cánticos alusivos a la fecha. 


Con un poco más de color se vivió más tarde el Vía Crucis organizado por la Iglesia San Juan de Dios y de todas las parroquias y capillas que se encuentran a su alrededor. El recorrido, encabezado por el párroco Luis Rocha se inició en la puerta de la deteriorada iglesia víctima del terremoto del 27 de febrero del 2010 y se extendió por las calles y villas aledañas hasta la Capilla Santa Ana en el sector de Rosauro Acuña. 


Además de caminar, los feligreses vistieron atuendos alusivos a las estaciones para representar, sobre un carro tirado por las personas que participaron de la actividad, las distintas estaciones de la Pasión de Cristo. Los niños no quedaron ajenos a la conmemoración, vistiendo atuendos de guardias romanos y mujeres de la época apostadas en el camino. 


Actividades en Chillán
En el marco de este Viernes Santo, se desarrollaron distintos retiros espirituales a cargo de organizaciones y parroquias. Uno de ellos fue el que encabezó el obispo de Chillán, monseñor Carlos Pellegrin, en la Catedral de Chillán. Más tarde, se desarrolló la tradicional Liturgia de la Veneración de la Santa Cruz, la que dio paso más tarde al Vía Crucis central de la jornada que comenzó precisamente en la Catedral para avanzar por calle Constitución, hasta llegar a Avenida O’Higgins. El retorno continuó por Avenida Libertad, donde las 14  estaciones del llamado “Camino de la Cruz” finalizaron con un breve acto en la parroquia El Sagrario.

El obispo Carlos Pellegrin, comentó en la liturgia de la Hora Santa que “este Viernes Santo estamos viviendo el sentimiento de dolor que tiene el cristiano que acompaña a su Señor en el camino de la cruz. El mensaje es el gran amor que Dios nos tiene, Él nos ha querido dar todo para nuestra salvación y como signo de su amor, ha permitido que su hijo muera en la cruz. Es un signo para identificar nuestras propias cruces y saber que ellas no son para siempre. Saber también que entregamos nuestros dolores al Señor, también vamos a experimentar la resurrección”. Además recordó a las víctimas del atentado en Bélgica esta semana.


Para mañana Sábado Santo está programada la actividad más importante de la jornada. Se trata de la Vigilia Pascual, actividad que en la Catedral de Chillán está programada para las 21.00 horas. En la oportunidad, se realizará la bendición del Fuego Nuevo de la Pascua,  del Cirio Pascual, y se celebrará la Resurrección del Señor.

Comentarios