Concejales insisten en que Chillán debe terminar el contrato con ECM

Por: Edgar Brizuela Fotografía: Mauricio Ulloa 10:00 PM 2017-03-07

Sostienen que se debe seguir con el ejemplo que dio el año 2016 la Municipalidad de Recoleta

El gobierno local espera la propuesta que la firma concesionaria debiera hacer durante este mes

Ediles de la ciudad solicitaron a la municipalidad que comience un estudio más serio del contrato de parquímetros con la empresa ECM y replicar lo que ocurrió en Recoleta,  donde el sistema fue desmontado.

El tema, que ha sido recurrente en el gobierno comunal, está en etapa de definiciones, pues tras la resistida entrada en vigencia de la nueva ley que regula los cobros a empresas de estacionamientos, la firma que administra los mil aparcaderos en la ciudad se abrió a una modificación.

Este lunes el concejal radical Juan López Cruz manifestó que la municipalidad chillaneja debiera tomar el ejemplo de la municipalidad de Recoleta, de tal manera que en esta urbe se termine con un servicio que estaría entre los mas caros de Chile.

La moción fue destacada por la concejala Nadia Kaik (RN), quien pidió que el tema quedara en tabla y por lo tanto la municipalidad lo considerara como sugerencia y material de trabajo.

Estudio del contrato
La posibilidad de que el municipio termine de manera anticipada con el contrato de parquímetros con ECM cobró fuerza tras el ejemplo de Recoleta, y desde el año 2016  los concejales han estado visualizando cuáles son las eventuales fallas que pueden derivar en el término del vínculo.

En estos momentos el concejal Camilo Benavente (PPD) realiza un estudio del contrato con abogados locales con el fin de visualizar las alternativas para acabar con este vínculo, al que aún le quedan 18 años.

Admiten que la posibilidad de modificar el contrato y establecer un sistema de pago por minuto no es una panacea, pues en los estacionamientos privados se ha podido observar que el modelo puede ser incluso más caro, dependiendo del monto asignado por minuto.

La Municipalidad de Chillán en todo caso está a la espera de la propuesta que durante el mes de marzo realizará la empresa ECM, la cual se comprometió a avanzar en un plan de cobros menos oneroso.

Desde la perspectiva de la empresa, cualquiera rebaja en la tarifa y que derive en una menor recaudación para ella tiene necesariamente que redundar en una reducción en los aportes mensuales y anuales al gobierno local.

La firma paga anualmente alrededor de $300 millones, lo que es la segunda concesión más elevada del municipio tras el contrato con Nevados por el control de las Termas de Chillán, que dejan anualmente unos $550 millones.

El concejal Camilo Benavente plantea que la entidad edilicia, si es que quiere negociar en igualdad de condiciones con ECM, tiene necesariamente que saber el monto global que recibe la firma cada mes, día y año.

En estos momentos la municipalidad no tiene como saber las cantidades que maneja ECM, ni las utilidades que percibe por manejar los 1.001 estacionamientos que controla en la ciudad.

Se trata de un tema estratégico para la empresa, pero que el municipio debiera explorar con la finalidad de proyectar los ingresos que genera la administración de bienes de uso público.

Temen efectos adversos en Avda. Brasil por las obras de futuro colector

El concejal Víctor Sepúlveda pidió a la municipalidad que verificara los efectos que tendrá la gran intervención que el MOP realizará en la Avenida Brasil, con la finalidad de ejecutar las obras para el sistema de aguas lluvias de la ciudad en su primera etapa, que cubrirá al Canal de la Luz.

El alcalde  Sergio Zarzar precisó este lunes que las faenas para este importante proyecto urbano serán iniciadas durante este mes, luego de que la entidad estatal la licitara durante el año 2016.

Se trata de una iniciativa por $9.000 millones que financiará la primera etapa de mejoramiento del sistema de aguas lluvias de la ciudad, y que tienen un costo global de $30.000 millones aproximadamente.

Los trabajos en el sistema comienzan en la avenida con al finalidad de que sean la base para poder ejecutar en el futuro el paso bajo nivel de Lantaño.

Víctor Sepúlveda planteó que cuando fue mejorada la Avenida O’Higgins fueron talados muchos árboles aparentemente sin sustento técnico. Ahora teme que en la nueva intervención se pierdan numerosas especies vegetales y mobiliario urbano sea arrasado por la empresa contratada. Además pidió antecedentes referidos al futuro del Monumento a los Detenidos Desaparecidos que existe frente a la Estación de EFE, la cual podría ser dañado.

Las obras en la avenida durarían aproximadamente dos años. En ese período se debe instalar una tubería que traslade aguas lluvias desde el Canal de la Luz al estero Las Toscas. 

Una reunión sobre el tema se desarrollará el próximo 16 de marzo.

Comentarios