Chillán: “Súper Lunes” dejó al descubierto nuevos puntos de congestión

Por: Felipe Ahumada Fotografía: Mauricio Ulloa 09:20 PM 2017-03-07

Opiniones opuestas respecto al “Súper Lunes” de Chillán, hay entre las autoridades y algunos ciudadanos que se manifestaron por las redes sociales, respecto a los temidos atochamientos vehiculares que desde hace ya varios años son la antesala del ingreso a clases.

Si para Carabineros y la Gobernación la jornada se sorteó con éxito y conforme a lo planificado, para varios de los que llevaron a sus niños al colegio se trató de un desastre, aunque los dardos no necesariamente apuntaban a la planificación policial, sino a la mala educación vial de otros conductores y al flaco favor que hicieron los semáforos en algunos puntos, como en las inmediaciones del puente Libertad Oriente, en donde “un semáforo te daba verde, pero a 10 metros te daba rojo, y eso hacía que varios quedaran en medio del cruce, obstaculizando a los que venían en la calle perpendicular”, acusó Octavio Silva, quien llevaba a su hijo desde el sector Hernando de Magallanes hasta el colegio Adventista, ubicado en el centro de Chillán.

Son casos como estos los que podrían derivar en un nuevo mapa de la congestión en Chillán y redisponer el contingente policial para su control, ya que estos puntos de congestión, aparentemente, no estaban en los planes de nadie.

“Hubo una reunión de coordinación, la semana pasada, entre Carabineros, el alcalde y la directora de Tránsito (Érika Valenzuela) para ver cómo sería el trabajo en esta semana, pero dentro de los puntos que se estudiaron no estaba ese del puente Libertad, y es por ello que no se intervino”, explicó el capitán Daniel Basualto, jefe (s) de la Segunda Comisaría de Chillán.

Pese a la constatación de este y otros puntos no contemplados, “para mañana la planificación será la misma que se desplegó hoy. Para solucionar algún otro punto de conflicto tendríamos que hacer una nueva reunión con la directora de Tránsito y el alcalde, con una evaluación previa de lo que fue esta semana”.

Discrepancia por el resultado
Respecto al trabajo policial, desde las 07.00 horas, Carabineros estuvo ya instalado en las esquinas que anticipaban mayor congestión, como Andrés Bello a la salida de la Villa Barcelona y luego en la intersección de Vicente Méndez, y de Vicente Méndez hasta el acceso del Colegio Concepción, con presencia de uniformados en la esquina de calle Emmanuel y Paul Harris.

En lo que respecta a la zona sur, el contingente se estableció en la línea de Huambalí y Alonso de Ercilla, para controlar el espeso flujo vehicular que se traslada desde el sector oriente en dirección al centro.

Para el capitán Basualto, “la evaluación estuvo excelente, el personal permaneció hasta las 08.45 horas en la totalidad de los colegios, ahora, siempre hay atochamientos en la línea Vicente Méndez y en la línea Alonso de Ercilla, pero con la cantidad de personal que salió a la población y en la hora que se trabajó se controló bien el flujo”.
La misma opinión mostró el gobernador Álvaro Miguieles, para quien el trabajo policial “fue el esperado por lo que estamos muy satisfechos y contentos ya que se sacó adelante esta tarea compleja”.

Sin embargo, la mayoría de  los automovilistas que se manifestaron en las redes sociales al respecto se mostraron más bien contrariados por lo  difícil que les resultaba avanzar.

“La mayoría de los problemas es por culpa de otros conductores, pero también es cierto que hay cada vez más autos en Chillán. Al menos yo me levanté cinco minutos antes de lo habitual y no tuve ningún problema”, comentó Raúl Severino, vecino de la Villa Barcelona.

Otros apuntaron sus dardos a la infraestructura vial, “que ha demostrado estar obsoleta, hay que ensanchar algunas calles y crear ciclovías y mejorar la locomoción colectiva”, pidió Paulina Baeza, de la villa Emmanuel.

Comentarios