Fiscal general de Trump en el centro de la polémica

Por: Agence France-Presse Fotografía: AFP 09:50 PM 2017-03-03

El gobierno del presidente estadounidense Donald Trump cayó en un nuevo escándalo sobre sus presuntos lazos con Rusia durante la campaña electoral, tras revelaciones de que uno de sus ministros mintió sobre sus encuentros con el embajador de Moscú en Washington.


Líderes de la oposición demócrata pidieron la renuncia del Fiscal General y secretario de Justicia, Jeff Sessions, luego que éste confirmara que se reunió dos veces con el diplomático ruso, en clara contradicción a su testimonio ante el Senado en su investidura.


Las nuevas revelaciones relanzaron los llamados de varios legisladores al nombramiento de un investigador especial independiente para revisar la supuesta intervención rusa en la campaña electoral para ayudar a Trump a ganar la Casa Blanca, acabando abruptamente con la tregua alentada por el celebrado discurso del mandatario el martes ante el Congreso.


El nuevo capítulo del escándalo constituye otro golpe para la administración del presidente estadounidense, quien rechaza las acusaciones de injerencia de Rusia y desmintió en varias ocasiones sus eventuales vínculos con responsables de Moscú.


Este jueves, al ser consultado por la prensa si mantenía su confianza en Sessions, Trump respondió: “Total”.


Sin embargo, el mandatario admitió que “no estaba al tanto” de los contactos que Sessions había mantenido con el embajador ruso durante la campaña electoral.


Sessions, un ultraconservador de 70 años y uno de los primeros apoyos de Trump en el Partido Republicano, reconoció haberse reunido con el embajador ruso, Sergey Kislyak, en julio y en septiembre, contrariamente a lo que había declarado ante el Senado en su investidura. Pero afirmó que los encuentros tuvieron lugar en el marco de sus funciones de senador y no como asesor

Comentarios