¿Quién es quién en el nuevo equipo de la Gobernación de Ñuble?

Por: Isabel Charlin Fotografía: La Discusión 08:35 PM 2017-03-02

Son pocos, pero muy apetecidos. Los cargos de responsabilidad política al interior de la Gobernación de Ñuble no solo dan una muestra de la real injerencia que tienen los partidos que conforman la coalición gobernante, sino que en un año electoral como este, lideran el trabajo tendiente a posicionar al gobierno de turno, y al parlamentario que les dio la mano para ocupar un espacio en la repartición.


Actualmente, alrededor de 14 son los funcionarios que militan o son cercanos a alguno de los siete partidos que conforman la Nueva Mayoría. Con la llegada del gobernador, Álvaro Miguieles (ind.-MAS), se esperaba que este trajera  a colaboradores de su exclusiva confianza, sobre todo, tras el éxodo de tres personeros que fueron cuestionados tras la salida de Lorena Vera, por apoyar a candidatos de PAIS en las pasadas municipales.


Sin embargo, Miguieles aclaró desde un principio que trabajaría con el equipo ya conformado. Prueba de ello es la permanencia del ex jefe de Gabinete de Lorena Vera, Juan Monroy (MAS), quien se ha transformado en uno de lo hombres fuertes de la repartición, pese a la renuencia de algunos partidos del bloque a que permaneciera, tras la salida de la ex gobernadora.


Otra funcionaria que se ganó la confianza de Miguieles fue Alejandra Martínez (PS), quien llegó el año pasado como encargada de Emergencias proveniente de la Dideco de Chillán Viejo. Durante los incendios forestales, y en ausencia de Monroy, quien se encontraba de vacaciones, asesoró al recién llegado gobernador y se convirtió en su mano derecha.


Quien también es sindicado como un funcionario importante al interior de la repartición es el profesional del área social, Carlos Araya. Militante PPD y cercano al senador Felipe Harboe, quien vino a reemplazar a Richard Guzmán, el que asumió en la dirección regional del Injuv. En sus manos está visar los fondos Presidente de la República, que se destinan a las diversas comunas de la provincia.


Entre los nuevos funcionarios que comenzaron a colaborar en febrero pasado están el concejal de Chillán, Camilo Benavente (PPD), cercano al senador Harboe, quien se desempeñará en el área de organizaciones comunitarias; y el ex encargado provincial del Fosis, Guillermo Saavedra (PS), quien también colaborará en el área social. El PR, en tanto, colocó al publicista Rodrigo Riffo como apoyo en Comunicaciones.


Ellos se suman a otros militantes del PS, PPD, PR, PC y DC, que en total suman casi 15 personas, quienes cumplen diferentes funciones, principalmente a contrata u honorarios.


La molestia DC
Si bien el dirigente distrital de la DC, Víctor Benavente, destacó el carácter cordial del gobernador durante la primera reunión de la autoridad con la Nueva Mayoría local, hay molestia en la falange por algunas situaciones.


Una de ellas, según comentan fuentes internas, es la falta de equilibrio entre las diversas fuerzas del bloque al interior de la Gobernación, en donde la DC se ha quedado solo con cargos menores de escasa injerencia.


La segunda sería el próximo arribo a la repartición, en comisión de servicio, del funcionario de la Inspección Provincial del Trabajo, Hernán Álvarez Gebauer, hijo del consejero regional de la DC e histórico militante, Hernán Álvarez Román.


El gobernador ya habría solicitado su arribo a partir del próximo 15 de marzo, para reforzar la difusión de  programas de Gobierno, sin embargo, en la DC local no fueron informados del movimiento, lo que generó molestia y reparos, los que incluso amenazaban con ir a parar a oídos del intendente, Rodrigo Díaz.


A esto hay que sumar la ausencia del Partido Radical en la reunión que el gobernador sostuvo con el oficialismo local. Los radicales estarían esperando que el jefe provincial los invitara a conversar privadamente antes, tal como lo ha hecho con otras colectividades, como el MAS o el PS.


Al interior del radicalismo también hay reparos respecto del equilibrio de fuerzas al interior de la Gobernación, el cual no estaría favoreciendo a la colectividad.

Comentarios