Lecheros advierten caída de 23% en la producción local por sequía

Por: Roberto Fernández Fotografía: Mauricio Ulloa Ganz 08:50 PM 2017-03-01

Como uno de los peores escenarios calificó la Asociación de Productores de Leche de Ñuble (Aproleche Ñuble) la actual temporada, en la última asamblea celebrada por el gremio, en que se analizó la situación de la producción láctea en la zona, que según afirmaron los dirigentes enfrenta uno de los peores escenarios, con una pérdida de producción en torno al 23%, junto con un precio por la leche fresca más bajo de los últimos años.


En la cita también se discutió la  preocupación por la crítica situación de sequía en términos de riego, lo que ha encarecido los costos de  producción, frente a lo que dicen, no ha existido una reacción oportuna de la industria.


Ante este complejo panorama,la directiva de Aproleche Ñuble emitió una declaración en la que afirma que “el precio de la leche fresca en la zona registra una caída de 15% desde enero de 2015 hasta la fecha y con la peor sequía de los últimos 50 años”.


“En Ñuble -continúa el documento- tenemos los ríos con menos de la mitad del agua del año normal a la misma fecha, lo cual nos ha encarecido producir leche”. 


Según Aproleche, lo anterior llevó  a que los productores optaran por producir menos y liquidar ganado. “La mayor cantidad del millón de vacunos desaparecidos del rebaño nacional corresponde a ganado de razas lecheras”, destacaron. 


“Una señal positiva de la industria, como la que hubo el año pasado en enero, ayudaría a todos estos productores a enfrentar este complejo escenario de mejor manera”, expresaron en la declaración, en la que profundizaron en la falta de señales desde la industria para continuar en el rubro.


Mayores costos
“Llevamos tres meses con mayores costos sin señal alguna para permanecer en el rubro, continuar y responder a los requerimientos de los procesadores y de la cadena de valor”, manifestaron.


“Tampoco este año contamos con las praderas que están ahora secas, teniendo que comprar alimentos, mecanizar, hacer pozos y perdiendo maíz para ensilaje y cosechas. Hace meses que no podemos regar como de costumbre debiendo mantener las vacas confinadas para poder entregarles agua suficiente para la bebida y alimentarlas”, argumentaron.


El productor de San Carlos, Álvaro Salinas Gaete, de la tradicional lechería La Higuera, comentó que ha logrado mantenerse con dificultad, sin necesidad de liquidar ganado, pero reconoció que otros productores han debido vender incluso tierra para subsistir, así como también vender animales y despedir trabajadores. “En el caso del alimento, nosotros estamos usando el forraje que teníamos para el invierno”, comentó.


“Nosotros le vendemos a Danone, que está pagando entre $160 y $230 por litro de leche fresca, dependiendo de factores como certificaciones, calidad o volumen, entre otros”, explicó.


Salinas, quien es secretario de Aproleche Ñuble, advirtió que muchos no están logrando cubrir sus costos, que están en torno a los $180 por litro, e incluso, en algunos casos, llega a $240 por litro.


En materia de precios, el gremio lechero recordó que “las alzas de $20 de enero en el sur no se trasladaron a esta zona, transmitiéndonos un desinterés de parte de la industria por nuestra leche, ya que aparentemente prefieren traer desde otras zonas geográficas. Esto lo hemos advertido en otras ocasiones y es lo que está ocurriendo, así la producción local está desapareciendo y creemos que con eso se pierde calidad en los productos a riesgo de perder además, posición de mercado”.


Los dirigentes coincidieron en la importancia de sensibilizar tanto al sector procesador presente en la provincia (Danone-Watt’s) como a la autoridad respecto de las graves consecuencias que esta coyuntura está implicando. “Decidimos mandarle un claro mensaje a la industria y a la autoridad: la producción de toda la zona está bajando, trayendo consigo desempleo y menor desarrollo económico y social en la mayoría de la población rural de Ñuble”, expresaron.

Comentarios