Expectación por presencia de elefante marino en playa de Cobquecura

Por: Carolina Gómez Fotografía: Jorge Alarcón 06:40 PM 2017-03-01

Expectación causó este miércoles en Cobquecura la presencia de un elefante marino en  playa Rinconada de Buchupureo.

El hecho, que se dio a conocer tras la divulgación de unas fotografías tomadas por vecinos del sector, generó curiosidad porque hasta ahora no existía registro de la presencia de este tipo de mamíferos en la zona.

Así lo confirmó Eduardo Pedreros, biólogo marino del Programa de Investigación Marina de Excelencia (PIMEX) de la Universidad de Concepción, quien catalogó de “novedosa” la llegada del animal a la costa ñublensina.

“No tenemos un registro claro de primera fuente y tampoco se ha hecho un trabajo de preguntarle a los vecinos más antiguos sobre este tipo de avistamiento, por lo que podemos considerar esto como algo `novedoso´. No me atrevería a decir si es normal o anormal, porque no conocemos bien la distribución de los mamíferos marinos en la costa de Chile, debido a que no existen muchos estudios sobre el tema y quizás los procesos de observación quedan cortos en relación a esta especie”, indicó Pedreros.

Agregó que “de Aysén para el sur es frecuente verlos, pero para Chile central es más complejo y menos aún para el norte, esto porque la especie es de aguas más frías”, puntualizó.

No fue un varamiento

El biólogo marino aclaró que la presencia del animal en la playa no se debió a un “varamiento” como se habló en un principio, ya esta especie puede perfectamente salir a tierra y regresar por sus propios medios al agua.

“A diferencia de otros animales marinos en este tipo de especie es normal que salgan a tierra. Lo hacen para reproducirse y para descansar y luego regresan al mar. En este caso siento que hubo mucha irresponsabilidad y un desconocimiento absoluto de la vida marina de parte de quienes se acercaron al elefante, porque son animales sumamente peligrosos, que pueden atacar y morder fácilmente al verse amenazados”.

Características

El nombre científico de la especie es “Mirounga”, sin embargo el hocico de los machos, similar a una trompa, ha provocado que se les conozca comúnmente como elefantes marinos.

Se alimentan de toda clase de peces y  moluscos y para conseguirlas pueden realizar inmersiones hasta los 1,6 kilómetros de profundidad y dos horas de duración. También ingieren una cierta cantidad de algas. Además cazan anguilas y tiburones jóvenes.

Los machos pueden alcanzar los 6 metros o más de largo y hasta cuatro toneladas de peso, mientras que las hembras no superan los 3 metros y los 900 kg. 

Otros avistamientos

En noviembre de 2016 los habitantes de Cobquecura pudieron disfrutar de la presencia de ballenas en la costa de la comuna.

La escena se registró específicamente en el sector Rinconada de Taucú, donde llegaron 15 ejemplares SEI (Balaenoptera borealis), que se dejaron ver durante varios días en la costa.

Según lo explicado en la oportunidad, las ballenas eran grupos familiares que llegaron con sus crías hasta la zona para alimentarse.

"Es un hecho importante el que acá se lleguen a alimentar las futuras generaciones de las ballenas Sei. Eso hace que este lugar tenga una ecología de sustentación de ballenas, lo que lo convierte en un lugar ecológicamente importante", señaló en la ocasión Pedreros.

Comentarios