Clásica diferencia

Por: Rodrigo Oses 2017-02-27
Rodrigo Oses

Curicó Unido, el súper líder de la Primera B, y rival de Ñublense hoy a las 20:30 horas en Estadio La Granja, se armó con un solo propósito este 2017: Subir a Primera A.

Por eso su presidente Pablo Milad decidió renovarle el contrato al experimentado entrenador Luis Marcoleta, mantener la base del plantel y reforzarlo debidamente con jugadores trascendentes en diversas funciones.

En cambio, la sociedad anónima que dirige los destinos del cuadro chillanejo, decidió bajar un 60 por ciento su plantilla, plagó él camarín de jugadores inexpertos en la categoría, forzó el tiraje de una precaria chimenea y contrató al joven DT Pablo Abraham, que al lado de la trayectoria de Marcoleta, podría ser hasta un aprendiz.

La diferencia de inversión, calidad de jugadores y experiencia en la banca técnica, están a la vista hoy en la tabla de posiciones.

Curicó está invicto, pisa fuerte rumbo a Primera, es el equipo más goleador y menos batido y más de 20 puntos lo distancian de Ñublense que marcha undécimo, peligrosamente cerca de los colistas.

Como hace años no ocurría, el clásico de hoy encuentra a ambos elencos sumidos en realidades opuestas que le restan el equilibrio y emoción de otros choques con historia.

Ñublense llega a este clásico con la desconfianza que siempre genera no ganar y la falta de experiencia de un técnico que aún está en formación en la división.

De hecho, hace tres jornadas que no sabe de triunfos y ha evidenciado una preocupante falta de gol.

Una derrota en La Granja no debería ser sorpresa ante las claras diferencias señaladas, aunque el fútbol siempre regala sorpresas.

Será capaz Ñublense de dar una en Curicó despojándose de sus ripios e inseguridades? 

Comentarios