Cuatro focos de incendio concentran la preocupación en Ñuble

Por: Susana Núñez Fotografía: Conaf 09:25 PM 2017-02-22

Son cuatro los focos de incendio que mantienen en alerta a los equipos de emergencia en la provincia de Ñuble, ya que las altas temperaturas y el viento, que superó los 40 kilómetros por hora, han dificultado el control inmediato de las llamas en Quillón, Ñiquén y Coihueco.

El siniestro que concentra mayor preocupación y obligó decretar Alerta Roja, debido a la gran cantidad de viviendas involucradas, es el que afecta a Quillón, donde el fuego comenzó en el sector de Danquilco y continuó su paso hacia “El Arenal”, donde dos casas y un galpón con fardos resultaron con daños.

Al cierre de está edición, el siniestro continuaba activo en el sector Huacamala, donde también existen sectores poblados que se mantienen en riego, ya que el fuego ha avanzado alrededor de dos kilómetros de longitud consumieron matorral, pastizales, plantaciones de pino y eucalipto de empresas forestales y particulares.

El director regional (I) de Conaf, Alberto Bordeu indicó que han trabajado en el lugar “5 brigadas terrestres, 3 helicópteros, 2 aviones air tractor y un bulldozer, y se espera sumar otro avión y un segundo bulldozer. Se trata de un incendio con avance rápido por la continuidad de vegetación y las condiciones de viento, y con una afectación preliminar de 200 hectáreas y 2 viviendas afectadas por el fuego”. Además, de bomberos de diferentes comunas que han llegado a prestar su apoyo.

Respecto al siniestro que afecta a la localidad Zemita en la comuna de Ñiquén ha recorrido 20 kilómetros de largo y dos de ancho, el cual en nuestra zona se encuentra con cierto grado de contención y continuó su trayecto hacia la Sexta Región.

“Pero de todas maneras, está con trabajo pendiente para mañana, requiere de apoyo de brigadas del Ejército, nuestras, de empresas y más lo que se sigue haciendo en el frente de avance en la Séptima Región”, agregó el jefe provincial de Conaf, Francisco Castillo a LaDiscusión.cl

Según un reporte regional de la entidad, entre las regiones del Maule y del Biobío, específicamente en las comunas de Parral y Ñiquén, el fuego ,consume en su conjunto, un total de 2.998 hectáreas de vegetación aproximadamente; 800 de ellas corresponden a Ñiquén.

Este incendio es combatido con un despliegue importante de recursos terrestres y aéreos con un total de 23 brigadas forestales: 11 brigadas de la Corporación, 10 brigadas de empresas, 5 cuadrillas, 2 brigadas del Ejército, 12 helicópteros, 10 aviones, bomberos y camiones aljibes entre Conaf, Onemi y empresas. Mientras que en la Región del Biobío se encuentra más calmo, y se trabaja para su control. Se combate en el lugar con 3 brigadas Conaf, 2 brigadas del Ejército, bomberos y camiones aljibes. Afectando 600 hectáreas aproximadamente.

Coihueco

Pasadas las 15.00 un incendio en el sector de Nahueltoro de la comuna de Coihueco movilizó a los equipos de emergencia.

En el lugar aún se encuentran trabajando en el combate de las llamas, la Primera, Segunda y Tercera compañía de Bomberos de la comuna con tres carros junto a cinco brigadas terrestres de la empresa Arauco y un camión aljibe de la municipalidad.

Según información entregada por capitán del Segunda Compañía de Bomberos, Axel Cofré, el siniestro continúa activo y por momentos amenazó con llegar hasta unas 10 casas cercanas.

De acuerdo estimaciones preliminares habrían alrededor de 20 hectáreas afectadas, sin embargo éstas deberán ser confirmadas en el trascurso de las horas.

Las llamas también han llegado hasta el sector de Tres esquinas de Cato, en dirección hacia la coordillera, el cual a esta hora se encuentra contenido y abarcó 40 hectáreas. Este jueves se realizarán faenas de control y se definirá su perímetro exacto

San Carlos

Un rebrote de un incendio fue controlado esta tarde en el sector de Torrecillas al poniente de la comuna de San Carlos.

En palabras del comandante Juan Inostroza, se trató de un “foco mediano”, que movilizó a 18 bomberos de la Primera Compañía de San Carlos, quienes llegaron hasta el lugar con dos carros para combatir las llamas que alcanzaron a consumir media hectárea, las que significaron un riesgo para viviendas cercanas, sin embargo fueron resguardadas a tiempo por los voluntarios.

El fuego logró ser controlado por personal de emergencia que trabajó en el lugar durante una hora en medio de complejas condiciones climáticas que favorecían su avance.

Cabe destacar que este martes pasado este siniestro afectó cinco hectáreas de matorral y arbusto. Allí estuvieron la Primera y Segunda Compañía de Bomberos de San Carlos con apoyo de 5 móviles un camión aljibe municipal y uno particular.

 

 

Comentarios