¿Y el goleador?

Por: Rodrigo Oses 2017-02-20
Rodrigo Oses

En las últimas tres fechas Ñublense ha marcado apenas un gol y sumó solo dos puntos de los nueve que disputó. 

Lo preocupante es que cuatro los perdió en casa, jugando ante su público en el estadio Nelson Oyarzún, donde evidenció una marcada impotencia ofensiva.

Si bien el tramado creativo de la mano de José Loncón ha ganado en elaboración, el equipo chillanejo sigue careciendo de un goleador de fuste que inquiete, genere espacios y aparezca con la esquiva precisión y contundencia para anotar.

Ese rol debería estar cumpliendo el guatemalteco Minor López, pero el espigado centrodelantero ha mostrado un pobre nivel de juego que le impide ser el valor que Pablo Abraham necesita para tan trascendental función.

López está en deuda.

Y era esperable, porque no llegó en su mejor forma física desde su último club, pues un rebelde desgarro le restó continuidad en Venezuela y le generó una descompensación muscular.

Por eso se ve falto de movilidad y sin chispa. Llegando un segundo más tarde que los centrales a la lucha de un balón dividido. O con un deficiente rechazo para ganar en el juego aéreo ante los defensas rivales a pesar que mide casi dos metros.No ha marcado y las escasas ocasiones que ha tenido, las ha desperdiciado. 

Su aporte se reduce a un par de pivoteos durante el partido, la lucha de algunos balones y uno que otro intento por participar de una pared o un dos uno, pero como su nivel técnico es deficiente, jugando a ras de hierba, no siempre el resultado es óptimo.

El sábado, ante Coquimbo Unido, cumplió una baja actuación y terminó siendo sustituido por Felipe Albornoz, que aportó mucho más dinámica y velocidad.

¿Se equivocó Ñublense con la contratación de Minor López? 

Lo cierto es que el guatemalteco es el refuerzo que menos ha mostrado y aun no responde con goles a su cartel de artillero.

Comentarios