Ñuble es la provincia con más contagios de Hanta en el país

Por: Carolina Fuentealba Fotografía: Victor Orellana 2017-02-20

El sábado fue confirmado un nuevo caso de Hanta en el país. Se trata de un hombre de 56 años, oriundo de la comuna de Los Lagos, quien se encuentra en el Hospital de Valdivia. Con éste, ascienden a 26 los casos a nivel nacional, de los cuales 8 se han registrado en la Región del Bío Bío, y en la mitad de ellos, el contagio se produjo en Ñuble, provincia que lidera el número de infectadosa en el país.

Ñuble con más contagios
Así, como cada año, Ñuble tiene el mayor índice de casos de contagio de Hanta. 

Al revisar las cifras históricas entregadas por la Seremi de Salud, puede apreciarse, por ejemplo, que el año 2016, de los 10 casos detectados en la Región, 6 se produjeron en la provincia; el 2015 fueron 5 de 12; y el 2014 se registraron 9 de 14 casos. Para el 2013, 5 de los 11 casos regionales de contagio ocurrieron en Ñuble; y el 2012, de 21 casos a nivel regional, 11 fueron de la zona.

Sin embargo, la mortalidad de los casos no tiene la misma tendencia, pues de los 6 contagios del 2016 en Ñuble, ninguno resultó letal. En 2015 fallecieron 2 de los 5 casos; en 2014 fueron 6 de los 9 registrados; en 2013 hubo 3 fallecidos; y el 2012 el Hanta cobró la vida de 4 de los 11 casos registrados.

La tasa nacional de mortalidad del Hanta en lo que va de este año (26 casos) es de un 23%, con seis fallecidos, mientras que en la Provincia aun están con vida todos los contagiados. 

Mauricio Careaga, seremi de Salud del Bío Bío, informó que debido a los últimos casos confirmados, en los sectores rurales de Cachapoal (San Carlos) y Loncopangue (Santa Bárbara), se instruyó una investigación epidemiológica ambiental para verificar con precisión el lugar de contagio. 

“Dicho trabajo de campo implica la revisión de contactos expuestos, donde se solicita que las zonas de riesgo queden libres del tránsito de personas; se evalúa si existen residentes y se realiza control de foco, correspondiente a educación sanitaria a los habitantes; se realiza seguimiento a todos los contactos expuestos, lo que dura seis semanas, ya que el período de incubación del virus dura de 5 a 45 días”, aclaró la autoridad.

“El trabajo desarrollado en San Carlos terminó con el inicio de un sumario sanitario contra el particular que dispuso de su predio como zona de camping, sin contar con las condiciones sanitarias mínimas para su funcionamiento”, finalizó el seremi.

Medidas de prevención
Es importante conocer la enfermedad para detectarla a tiempo y tratarla.

“El seguimiento clínico se realiza a través de la red asistencial, y la disponibilidad de exámenes es gratuito para todos en el sector público. Sin embargo, la primera medida es practicar un hemograma y radiografía de tórax, ya que el hemograma es el primer examen que alerta ante la presencia de Hantavirus”, advirtió Careaga.

Rolando Galleguillos, experto en prevención de riesgos de la Mutual de Seguridad CChC, explicó que “la prevención se vuelve un elemento vital a la hora de estar en sectores rurales de forma prolongada, vacacionar en casas de campo o playa que no han estado habitados por largos periodos o, incluso, al trabajar al aire libre”, planteó.

“Abrir y limpiar bodegas, techos y otras construcciones que han estado cerrados o sin uso durante un largo periodo durante el otoño, invierno o primavera y que representan un riesgo potencial para contraer la infección, especialmente en sectores rurales”, advirtió. “Labores como la construcción, la agricultura e, incluso, el control de plagas están mayormente expuestos al contagio del virus Hanta”, informa.

“Sobre todo en vacaciones de verano, las personas que realizan campings en sectores rurales, caminatas o excursiones pueden resultar infectados de entrar en contacto con desechos de los roedores”, recordó Galleguillos. “Use siempre para la limpieza, guantes, mascarilla, cloro y gafas de protección para sus ojos”, aconsejó. Adicionalmente, se recomienda no recolectar frutos silvestres que crecen a ras de suelo, en arbustos bajos o frutos caídos en el suelo.

Asimismo, la académica de la Facultad de Enfermería de la Universidad San Sebastián, Alejandra González, detalló cuándo se debe sospechar del contagio: “ante la presencia de fiebre, mialgias, cefalea y síntomas gastrointestinales”, afirmó, “síntomas muy similares a una gripe, y si está el antecedente de haber estado en lugares en los que habita el roedor, se debe acudir a un recinto asistencial”, recalcó la experta.

Comentarios