“Densificación en altura sería un incentivo para la inversión local"

Por: Roberto Fernández Fotografía: Fernando Villa 09:00 AM 2017-02-20

En diciembre de 2016, los permisos de edificación en la Provincia de Ñuble exhibieron una caída de 31,5%, al sumar 50 mil 986 metros cuadrados, según datos del INE, donde la principal caída se evidenció en el sector vivienda (-72,4%), mientras que los demás rubros anotaron en conjunto un alza de 215%.

En el caso de la comuna de Chillán, donde también se observó una caída (-60,7%) en comparación con diciembre de 2015, destacó sin embargo la fuerte alza de los permisos de edificación no habitacional, que crecieron un 360%, al pasar de los 3.508 metros cuadrados en diciembre de 2015 a 16 mil 170 metros cuadrados en diciembre pasado.

Al respecto, la presidenta de la Cámara Chilena de la Construcción sede Chillán, Claudia Rigall, expuso que “es importante considerar una mirada al mediano y largo plazo al analizar los permisos de edificación, los que evidenciaron durante el año 2016 una tendencia decreciente, que esperamos pueda tener atisbos de cambio durante este año. En este sentido, es importante precisar que este repunte fue, específicamente, por el permiso del tipo oficinas, que lideró la cantidad de superficie autorizada con 11.323 m2, equivalentes al 61,5% del total autorizado en el periodo, lo que es posible interpretar como una nueva línea de inversión, evidenciando la visión de futuro de algunas empresas, considerando el avance que ha tenido el proyecto de la Región de Ñuble y sus evidentes requerimientos de infraestructura para el proceso de instalación”. 

Según la dirigenta gremial, “la tendencia de los permisos de edificación fue discreta durante 2016 y se vislumbra un ritmo similar para este año. Sin embargo, siempre mantenemos una visión auspiciosa con respecto al futuro y en este sentido, temas contingentes como el proyecto de nueva región pueden establecer nuevas tendencias en el ritmo de los permisos”.

Rigall advirtió, sin embargo, que la base de comparación es bastante alta. “Es importante clarificar, como ya lo hemos señalado en ocasiones anteriores, que 2015 fue un año con cifras muy altas, que se alejaron de cualquier tendencia del sector, principalmente como reacción ante la entrada en vigencia del IVA a la vivienda. Por ello resulta muy difícil establecer una comparación con ese año en particular. A ello se suma el escenario económico general que revela un ritmo muy cauteloso, cuyos efectos se evidencian en la construcción. De hecho, hace unos días se dio a conocer el Índice Mensual de Actividad de la Construcción (Imacon) que exhibió una caída anual de 4,1% durante diciembre de 2016.

Edificación habitacional
La profesional comentó que “independiente que las cifras sean menores que en el año 2015, se observa un ritmo de crecimiento constante tanto en Chillán como en las diferentes comunas de Ñuble”. 

En ese sentido, la presidenta de la CChC expuso que “tanto a nivel local como provincial el tipo de permiso más destacado fue vivienda, resaltando Chillán, que autorizó un total de 63.093 m2, y el resto de la provincia, 70.201m2, seguido por el tipo de permisos asociados a oficinas y comercio”.

Consultada respecto del comportamiento de este indicador durante el presente año, sostuvo que “las cifras nos hacen asumir con discreción las expectativas sobre el dinamismo de este año, sin embargo, la mirada propositiva de nuestro gremio señala que es necesario desarrollar líneas de acción que promuevan una mayor inversión, tanto en vivienda como infraestructura. En ese sentido, creemos que concretar propuestas como la densificación en altura dentro de las cuatro avenidas de Chillán sería un verdadero incentivo para la inversión local, a lo que se suma el avance de obras de envergadura vitales para todo Ñuble”.

Como se recordará, la CChC ha sido una activa promotora de la densificación en altura en el centro de la ciudad, como una forma de reducir la presión por el uso del suelo en la periferia, sin embargo, sus argumentos no fueron acogidos por el municipio en la elaboración del plan regulador comunal aprobado el año pasado, instrumento que establece límites a la altura de los edificios en las cuatro avenidas, lo que ha frenado proyectos de inversión de este tipo.

Comentarios