Diferencias de hasta $11 mil presentan tenidas escolares en Chillán

Por: Fotografía: Fernando Villa 2017-02-17

La compra de útiles y de uniformes escolares son algunos de los grandes gastos a los que muchos se enfrentan durante esta época del año.

Y es que hay familias que no solo tienen un hijo que inicia o retoma las clases los primeros días de marzo, por lo que se vuelve fundamental evaluar las diferentes ofertas.
En Chillán se pueden encontrar diversas tiendas, tanto del retail como locales, donde adquirir el uniforme que los estudiantes utilizarán durante el año escolar, lugares que presentan diferentes alternativas para los compradores.

Es así como los precios de un conjunto para niña, compuesto por la falda, polera de piqué, chaleco y blusa (pack de 2 en el retail), puede variar entre los $39.960 pesos y los $54.960, dependiendo las tallas y establecimientos, en las grandes tiendas, mientras que en el comercio chillanejo éstos van desde los $35.980 hasta los $50.850 pesos.

En tanto, los precios del uniforme para los niños, compuesto por el pantalón, polera de piqué, chaleco y camisa, van desde los $30.960 a los $59.460 en el retail, mientras que en el comercio local varían entre los $33.230 y los $48.700 pesos. 

Si bien hay muchos que prefieren dejar todo listo antes de salir de vacaciones, hay un porcentaje importante de personas que dejan las compras de los uniformes para los días previos al ingreso a clases.

Así lo manifestó Lorena Lama, jefa administrativa y de personal del Gallo Blanco, quien comentó que entre los meses de noviembre y diciembre comienzan a recibir el stock de productos escolares, pero que ya en febrero es cuando concurren hasta el local la mayor cantidad de clientes.

“A fines de enero ya estamos con más público en busca de uniformes, que empiezan a ver si tenemos los que buscan o si lo vamos a traer, pero los últimos días antes que comiencen las clases, cuando la gente llega de vacaciones, es el ‘boom’ de ventas de uniformes. Hay algunos que lo compran antes de salir de vacaciones, pero el fuerte es en febrero”, señaló.

Lama agregó que desde el año pasado cuentan con una página en Facebook que utilizan para informar a los clientes acerca del stock de productos, plataforma por la cual además pueden hacer preguntas y consultar los precios.

Por su parte, Iván Arancibia, dueño de Crisma Confecciones,  indicó que “en general la gente viene a comprar mucho antes de la fecha de entrada a clases, porque no quieren hacerlo a última hora y arriesgarse a no encontrar las tallas que necesitan. Sin embargo, falta un porcentaje importante de personas que compran los uniformes durante los últimos días”.

En relación a comparación de precios en las diferentes tiendas, Silvana Muñoz, quien es clienta desde hace ya más de cuatro años de este último local, comentó que “en algún momento hice cotizaciones y prefiero comprar donde hacen los buzos porque, para mí, son de mucho mejor calidad. Incluso a veces guardo prendas de un año a otro”.

Similar opinión manifestó Liliana Araneda, quien tiene dos hijos en etapa escolar. “En general no cotizo, porque casi todos los locales tienen precios similares y en el caso de variar, la diferencia es muy poca”, puntualizó.

Comentarios