Subsidiarán proyectos de riego que incluyan microcentrales hídricas

Por: Roberto Fernández Fotografía: CNR 10:30 PM 2016-03-23

Un nuevo concurso de la Ley de Riego que busca fomentar la construcción de microcentrales hidroeléctricas asociadas a proyectos de riego dio a conocer este miércoles en Chillán la Comisión Nacional de Riego (CNR). Se trata del concurso 14-2016 de energías renovables no convencionales y minihidros de la Ley 18.450 de Fomento a la inversión privada en obras de riego y drenaje.

Existe cierta coincidencia en que este tipo de centrales corresponde a aquellas cuya potencia de generación no exceda de los 250 KW (aunque en el concurso lanzado este miércoles la bonificación cubre hasta los 100 KW). En Chile, actualmente existen 71 construidas con posterioridad a 1967, de las cuales 61 están en operación, y tres en construcción, aunque su historia en el país se remonta a los años 30.

“Este concurso fue diseñado en línea con la agenda energética liderada por el Gobierno de la Presidenta Bachelet y en especial como aporte al Plan de 100 minihidros que lleva adelante el Ministerio de Energía”, señaló Paulo de la Fuente, coordinador de la macro-región centro sur de la CNR, quien participó este miércoles en el taller de difusión realizado en la gobernación.

De la Fuente agregó que “la idea es que los regantes, a través de las minihidros, puedan ser autosuficientes energéticamente con todo el beneficio económico que esto conlleva al operar sus sistemas de riego tecnificado”.

En la jornada se dieron a conocer los objetivos, requisitos y forma de postular de los proyectos al concurso de ERNC y microcentrales, cuyas bases se publicarán en abril y dispondrá en este primer año, de $1.500 millones a nivel nacional. 

Además, se mostraron casos de proyectos de microcentrales y las experiencias de gestión, como la iniciativa del Canal Bío Bío Sur, donde se proyectan 10 microcentrales.

Según la estimación del consultor y experto en microcentrales, Javier Gho, la inversión en un proyecto de este tipo puede oscilar entre los 3.500 y los 6.500 dólares por kilowatt, aunque dependendiendo de la tecnología a utilizar, podría empinarse hasta los 19 mil dólares por kilowatt.

Gho también abordó la problemática que existe en materia de tramitación de permisos, destacando la burocracia de la DGA, en que puede tardar hasta 5 años; así como las autorizaciones ambientales, precisando que por tratarse de microhidros, de acuerdo a la legislación, no requieren declaración de impacto ambiental aquellas con una potencia inferior a 3 MW o que utilicen un caudal igual o inferior a 2 metros cúbicos por segundo. De todas formas, se mostró optimista, puesto que un convenio entre el Ministerio de Energía y la DGA busca reducir los tiempos a un máximo de un año.

Potencial de Ñuble
En ese sentido, Bastián Celis, profesional de la CNR, destacó que en la Provincia de Ñuble hay un gran potencial para el desarrollo de este tipo de proyectos, debido a que existe un gran número de canales, organizaciones de usuarios de aguas y condiciones topográficas, aunque destacó que la oferta tecnológica actual permite desarrollar microcentrales con alturas muy bajas.

En ese sentido, comentó que por solicitud de organizaciones de canalistas, ha realizado visitas para hacer evaluaciones preliminares en algunos sectores, y adelantó que tanto en Ñiquén (Canal matriz Ñiquén) como en San Carlos (Juan Francisco Rivas) existe el interés y las condiciones para desarrollar microcentrales.

El profesional explicó que el concurso bonifica proyectos individuales y asociativos, tanto para autogeneración intrapredial, en que la capacidad máxima del equipo está dada por el consumo máximo predial, como también para venta de excedentes de energía al sistema, pero sujeto a ciertas condiciones y topes de bonificación, como que dicha venta se haga a través de una sociedad sin fines de lucro.

Comentarios