Aprovechamiento: el lado oscuro del siniestro

Por: Jorge Chávez Fotografía: Fernando Villa 11:45 AM 2017-02-12
Un fuerte sentido de solidaridad, despertó en el país entero la tragedia ocasionada por los incendios forestales que destruyeron todo a su paso en diferentes zonas rurales del territorio nacional.
 
Campañas humanitarias para la donación de agua, ropa y alimentos no perecibles se repitieron en las comunas que vivieron de cerca el siniestro y también en aquellas un poco más alejadas de la emergencia.
 
Si bien el símbolo del siniestro fue el pueblo de Santa Olga en la comuna de Constitución, lugar donde la furia de las llamas redujeron a cenizas a casi un millar de casas, la ayuda no tardó en llegar y el sector también se convirtió en imagen de altruismo.
 
No obstante, en los últimos días familias damnificadas denunciaron una alza irracional de hasta un 300% en los precios de arriendos de viviendas, a lo que se sumó la identificación de falsos damnificados que buscaban beneficios habitacionales.
 
Casos de aprovechamiento en momentos de solidaridad fue el lado oscuro del siniestro en la comuna de la Región del Maule, pero en Ñuble también cuenta con algunos casos.
 
Especulación
A un quinto de lo que originalmente cuesta, tuvo que vender su oveja un vecino del poblado de Santa Juana La Raya, sector rural de la comuna de Quirihue, según da cuenta  el alcalde Richard Irribarra.
 
La imposibilidad de seguir alimentando a su animal obligó al campesino a comercializarlo en 8 mil pesos, muy lejos de los 40 mil pesos que esperaba recibir por él.
 
Los posibles compradores advertían la imperiosa necesidad de sumar ingresos por parte del vecino damnificado, por lo que prácticamente lo obligaron a rebajar el precio de venta, de acuerdo a lo explicado por el jefe edil quirihuano.
 
“Lamentablemente siempre que hay emergencias se dan casos de gente que se aprovecha de la situación. Ojalá alguna vez aprendamos a ser más solidarios en momentos de crisis como la que vivimos”, comenta la autoridad.
 
Piden sin necesitar
Personas que sin necesitarlo exigían alimentos para su familia y forraje para sus animales, son los casos que se habrían repetido en San Nicolás.
 
Hasta los oídos de la presidenta de la Unión Comunal de Juntas de Vecinos, Jacqueline Contreras, llegaron las denuncias que hablan de la mala práctica, totalmente alejada del ambiente de solidaridad que se vive en las zonas siniestradas.
 
“No me consta porque no lo he visto, pero los vecinos me contaron que hubo gente pidiendo, a pesar de que se sabía que no les faltaba”, indica.
 
De hecho, la dirigenta social recalca que estos casos encendieron las alarmas del municipio, el cual dispuso de funcionarios para la elaboración de registros de gente afectada por el incendio.
 
“Creo que debería haber una mayor fiscalización de parte de las autoridades y trabajar en terreno, porque esta no es la primera vez que ocurre; durante el terremoto del 2010 también se identificó a gente que se aprovechaba de los beneficios sociales”, añade la líder vecinal.
 
“Gol de media cancha”
El municipio de Bulnes está analizando los antecedentes de lo que podría configurarse en el primer caso de falso damnificado en la provincia.
 
Según explica el alcalde, Jorge Hidalgo, en su comuna habría una persona que falsificó datos con el objetivo de obtener los beneficios que entrega el Estado.
 
“No tenemos todos los antecedentes, pero he ordenado a un funcionario del municipio corroborar la situación de un señor que parece que nos metió un gol de media cancha, entonces estamos viendo esa situación y entregaremos información en los próximos días”, aclara Hidalgo. 

Comentarios