Proyectan minicentral hidroeléctrica en zona de Nevados de Chillán

Por: Roberto Fernández Fotografía: Archivo 09:55 PM 2017-02-09

Una minicentral hidroeléctrica de pasada proyecta construir la empresa Aaktei SpA en el alto Diguillín, en la zona del volcán Nevados de Chillán, comuna de Pinto, confirmó el gerente de la firma, Pedro Matthei.

Se trata de una iniciativa que está en una etapa incipiente y aún no cuenta con los diseños de ingeniería respectivos, de hecho, Matthei expresó que en los próximos meses prevé ingresar a tramitación en el Servicio de Evaluación Ambiental el estudio de impacto ambiental, y en un escenario optimista, las obras podrían comenzar en 2020.

La “pequeña central hidroeléctrica de pasada Radales” se emplazaría a una altitud de 2.050 metros sobre el nivel del mar, “más o menos a la misma altura que las Termas de Chillán”, en la parte alta del río Diguillín, a 11 kilómetros del Valle Las Trancas, al interior del fundo privado “Coihuería”, que no cuenta con acceso vehicular y hay escasa vegetación.

La minicentral tendrá una potencia instalada de generación de 15,1 MW, un poco menos que la central Itata (20 MW), de Eléctrica Puntilla, en el salto del Itata, en Yungay, que fue inaugurada el año pasado. Sin embargo, por las difíciles condiciones de acceso la inversión estimada se calcula en unos 30 millones de dólares (19 mil 500 millones de pesos), una cifra similar a lo que se invirtió en la central Itata.

De esta forma, Aaktei sumará su tercer proyecto en Ñuble, donde ya está construyendo la central de pasada El Pinar, en el río Cholguán (Yungay), cuyas obras comenzaron en abril de 2016 y tendrá una potencia de 11,5 MW; y la minicentral Halcones, en el río Diguillín (Pinto), que se encuentra aún en evaluación ambiental y tendrá una potencia de 11 MW.

Radales será, además, la décima central hidroeléctrica proyectada en Ñuble.

“Si bien el caudal de diseño es de apenas 3 metros cúbicos por segundo, bastante inferior a los 12 metros cúbicos de la central Halcones, el aspecto clave que nos da la potencia es la altura de la caída de agua, que si en Halcones será de 120 metros, en el caso de esta central (Radales) la altura es superior a los 300 metros”, explicó Matthei.

Proyecto sustentable

La minicentral se emplazará fuera de la Reserva Nacional Ñuble, pero estará dentro del corredor biológico Nevados de Chillán-Laguna del Laja, declarado Reserva de la Biosfera, razón por la cual existe inquietud y rechazo entre algunos grupos ambientalistas y empresarios turísticos del Valle Las Trancas.

En ese sentido, el empresario hizo hincapié en el carácter sustentable del proyecto, pues “no embalsa ni inunda terrenos y posee obras civiles de bajo impacto”. En ese sentido, comentó que existe interés de parte de la propietaria del fundo por desarrollar un proyecto turístico que aproveche los atractivos del lugar, como los afloramientos de aguas termales.

Dicho fundo colinda con el predio municipal de las Termas de Chillán y no cuenta con acceso público, por lo que el proyecto también tendrá que hacerse cargo de la construcción de un camino. “Hoy existe una huella utilizada por mochileros y por quienes practican trekking, quienes ascienden desde Valle Hermoso y pasan por el sector de las azufreras y las aguas termales que fueron clausuradas años atrás por el riesgo de quemaduras, y la idea es que se pueda aprovechar turísticamente, en ese sentido, el diseño de la casa de máquinas estará inspirado en la arquitectura de montaña y pensado para recibir visitantes, emulando las minicentrales en Europa, en todo caso, estamos hablando de una estructura pequeña, como una casa”, afirmó Matthei.

Consultado por la socialización del proyecto, expuso que ha sostenido reuniones con algunos vecinos de Las Trancas, con dos concejales de Pinto y un funcionario del municipio, y que espera reunirse pronto con el alcalde. “A nosotros nos interesa contribuir al desarrollo sustentable de la comuna, incluso entiendo que en Las Termas se utilizan generadores con diesel, y con la central se podrían abastecer de energía limpia”, concluyó.

Comentarios