Comienza el debate para regular la red de antenas de telefonía local

Por: Edgar Brizuela Fotografía: Víctor Orellana 09:05 PM 2017-02-06

Tras casi una década de espera desde que el tema comenzara a ser analizado al interior del gobierno comunal, la Municipalidad de Chillán presentó oficialmente el borrador de la ordenanza que debiera regular las antenas de telefonía en la ciudad.

El documento fue puesto en conocimiento de los concejales de la ciudad con la finalidad de que se interioricen del articulado y posteriormente en reuniones de comisión puedan depurarlo con el aporte de funcionarios municipales y actores locales.

El texto, plantea de entrada que la ordenanza “tiene como objetivo regular la instalación de torres soporte de antenas y sistemas radiantes de transmisión de telecomunicaciones”.

Según se desprende del informe, los permisos de instalación de torres soporte de antenas y sistemas radiantes de transmisión de telecomunicaciones deberán cumplir con las normas de la Ley General de Urbanismo y Construcciones, señaló el concejal Juan López Cruz.

Este, señaló que es probable que la nueva ordenanza comience a ser analizada a la vuelta del receso del concejo, esto es durante el mes de marzo. Durante febrero la próxima sesión está fijada para el día 27.

La nueva normativa local plantea que quienes deseen levantar torres de telefonía deberán acompañar la solicitud  con un estudio elaborado por un profesional especialista y validado por un organismo competente que respalde las acciones orientadas a su instalación.

Adicionalmente será exigido que en los casos que corresponda, el emplazamiento de las estructuras deberá sujetarse a las normas de la Ley 19.300 sobre Bases Generales del Medioambiente por lo que incluso podría solicitar permiso ambiental.

El documento, además, establece en la ciudad podrán ser declaradas algunas zonas como saturadas de sistemas radiante de telecomunicaciones lo que puede constituir una limitante a su proliferación.

Así, “cuando la densidad de potencia exceda los límites que determine la normativa técnica dictada al efecto por la Subsecretaría de Telecomunicaciones o el organismo que la reemplace, no podrán instalarse antenas y sistemas radiantes de telecomunicaciones”.

La declaración de una zona como saturada obligará a las autoridades a elaborar un plan de mitigación que permita reducir en el plazo de un año las radiaciones a los niveles permitidos. Se espera que la Subsecretaría revise periódicamente los límites de exposición en las zonas saturadas.

La normativa considerará como saturadas aquellas áreas de la ciudad donde existan dos o más torres de 12 metros de altura en un radio de cien metros a la redonda, medido desde cualquiera de las estructuras instaladas.

Sectores preferentes 

Uno de los elementos relevantes del boceto entregado a los ediles es que al parecer existe interés por poner límites a la proliferación de los dispositivos en la ciudad de tal manera que aparecen con claridad los sectores preferentes en los que tendrían que ser ubicados.

Según esto, “existirá derecho de uso preferente para el emplazamiento de torres de antenas de más de 12 metros en el polígono de la zona urbana definida por el Plan Regulador” en el sector de la ribera del río Ñuble al norte de la ciudad. En tanto, según las disposiciones de la normativa, otra zonas preferentes son la zona del by pass ruta 5 o la ruta Nº 660, entre otros.

El bosquejo debe comenzar en breve su tramitación con el fin de que sea una norma obligatoria en la ciudad en breve plazo.

Comentarios