Diablos quieren que alza del equipo se mantenga

Por: Camilo Díaz Fotografía: Mauricio Ulloa 11:15 AM 2017-02-06

Si bien ahora Ñublense da vuelta la página, para desde hoy entrenar pensando en visitar Rangers de Talca el próximo sábado, los comandados por Pablo Abraham aún analizan el empate sin goles ante U. San Felipe, la tarde del sábado en el Nelson Oyarzún Arenas.

Los diablos rojos asumen la clara falta de finiquito que se tuvo ante los del Aconcagua, pero a la vez ponen en valor las ocasiones generadas para precisamente tener la opción de romper la red del rival, oportunidades que el pasado torneo fueron muy escasas.

“Se hizo todo el esfuerzo. Fuimos superiores a San Felipe, los hicimos ver mal, pues intentamos en todo momento ganarlo”, dijo post partido Gaspar Páez, uno de los diablos que en reiteradas veces gestó opciones de gol, pero que no pudieron concretarse.

“Contento porque se crearon 8 u 10 situaciones de gol clara. La verdad que eso después al que le toca definir, la tiene que meter adentro”, acotó el argentino, que asume está cumpliendo con lo que el DT le está pidiendo.

Por su parte el Páez chileno, Sebastián, también entregó impresiones del cometido de los ñublensinos. “Era lo que habíamos trabajado, lo que queríamos. Tuvimos muchas opciones de gol lo que demuestra que estamos por buen camino. Los equipos vienen acá a defenderse a hacer tiempo y es lo que queremos provocar con el juego que estamos teniendo”, valoró el contención rojo, quien es claro en que poco a poco se están viendo de otra manera por parte de los rivales. “Queremos este respeto que los equipos nos están teniendo, queremos que esto sea una caldera y que del primer minuto les mostremos que acá les vamos a ganar y a no especular”, cerró.

El central trasandino Emiliano Pedreira reconoció que a ratos el cotejo estuvo para ambos elencos. “Por los ida y vuelta estuvo abierto para ambos, pero creo, por las que conté, nosotros tuvimos más ocasiones de gol. Tuvimos muchas ocasiones que antes no se generaban, pero con la desgracia que no entró, el partido pasado entraron cuatro y ahora nada”, manifestó el “Emo”.

“Esto es lo que nosotros pretendemos, en base a resultado hemos mejorado y en base a juego siempre se vio un equipo más ofensivo y más protagonista que ante Valdivia, encontró los espacios y se sintió muy cómodo (...) hay un incremento en el juego, un vértigo y velocidad cuando atacamos, lo que nos hace un equipo muy temeroso”, expuso Pablo Abraham, acotando que ahora, “vamos por el partido con Rangers”.

Finalmente el capitán de Ñublense, José Antonio Rojas dice que pese al empate se sigue con la misma convicción, “seguir haciendo las cosas bien para seguir sumando”.

Comentarios