Municipio analiza pedir millonario crédito para financiar luces LED

Por: Edgar Brizuela Fotografía: Mauricio Ulloa 10:55 AM 2017-02-06

Un cambio en las reglas del juego planifica la municipalidad de Chillán con la finalidad de retomar en el corto plazo el proyecto para cambiar las antiguas luminarias de Sodio de la red lumínica de la ciudad por las LED que asegurarían eficiencia energética y mejor resplandor.

La pasada licitación que fue abortada por el municipio tras comprobarse eventuales irregularidades, era bastante ambiciosa y planteaba el recambio de 15.000 focos, para lo cual se manejaba un presupuesto del orden de los $10.800 millones.

La entidad edilicia, según el modelo anterior, financiaría la modernización de la red a través de pagos mensuales del orden de los $100 millones, por un período de diez años, a la empresa que hubiera sido adjudicada.

Pero luego del traspié, la corporación edilicia analiza un cambio en la metodología que tiene como finalidad darle mayor transparencia a esta iniciativa, considerada como emblemática por la actual administración.

De hecho, se trata de la mayor inversión que la municipalidad de Chillán haya acometido con fondos propios y se justifica en el mal servicio que prestan las actuales luminarias de sodio que generan inseguridad en la población al mantener sectores de la ciudad a oscuras o débilmente iluminadas.

El cambio parcial a la fecha de luminarias LED a través de proyectos ejecutados con fondos regionales y que han dado buenos resultados derivó en que la municipalidad decidiera ampliarlas a toda la ciudad, a través de un gran proyecto que tendría que haber sido ejecutado durante el año pasado, antes de las elecciones muinicipales.

Pero el modelo acabó por ser desechado, dado que el ingeniero externo contratado por la municipalidad y quien generó los estudios que fueron el marco de las bases de licitación, apareció vinculado a la empresa que tenía las mejores opciones por hacerse del contrato.

A esa licitación llegaron dos ofertas completas: la de la empresa Maxlight GCE Solar Chile (subsidiaria de Representaciones Offersuite, que ganó muchas licitaciones con el municipio), por $10.588.233.121, y otra de The Pegasus Group Company S.A., por solo $6.080.592.600. 

A ellas se sumó una oferta incompleta de una firma también asociada a Maxlight-Offersuite, como era CyG Limitada, por $10.905.880.114. Esta firma, que tiene sede en Chillán Viejo, prestaba servicios a aquella. Lo que llamó la atención en las ofertas de las empresas asociadas (Maxligth-Offersuite-CyG Limitada), es que los valores se mantenían dentro de un rango esperable para  esta licitación, donde los oferentes en general se acercaron mucho al precio que marcó la municipalidad. En este caso $10.800 millones. 

The Pegasus Group rompió todos los esquemas y llevó a que muchos se preguntearan qué tipo de cálculos desarrolló la firma europea, que derivaron en que su oferta fuera tan baja.

NUEVO MODELO

Lo cierto es que la licitación tuvo que ser abortada dado que no daba garantías se seriedad ni transparencia para la municipalidad. Tras ello la entidad edilicia se abocó a analizar los diferentes escenarios que se podrían abrir para darle vida a la iniciativa.

Así, señaló ayer el alcalde Sergio Zarzar en la actualidad se maneja la alternativa de que sea la municipalidad quien pida un crédito que le permita pagar el plan de recambio de luminarias sin tener que efectuar pagos mensuales directamente a la empresa que se adjudique la nueva licitación.

Según el anterior modelo la adjudicataria corría con los gastos generales mientras que la corporación edilicia cancelaba mensualmente elevadas sumnas de dinero del orden de los $100 millones (por diez años) para financiar la reposición, mantención permanente y los costos financieros asociados al negocio privado.

La autoridad local sostuvo que el tema está en  evaluación y que espera que en el mediano plazo haya novedades respecto del tema que sigue siendo prioritario para la urbe.

Sobre el particular, el concejal Jorge Vaccaro manifestó que “es necesario que la municipalidad concrete el proyecto pero a través de un modelo transparente y que deje satisfechos a todos”.

El concejal Camilo Benavente propone que antes de lanzar la iniciativa se desarrolle un análisis global de la red lumínica de la ciudad de tal manera que se defina sin lugar a dudas la cantidad de luminarias existentes y cuales de ellas deben ser cambiadas.

El edil PPD plantea que probablemente existan calles, avenidas que tienen una buena luminosidad en tanto que en otras es verdaderamente urgente realizar intervenciones mayores a través de costosas inversiones municipales.

La idea es no agotar el análisis sino que plantear diversas alternativas con la finalidad que haya efectivamente un trabajo de alto nivel, pero además no se pongan en riesgo las finanzas municipales.

El concejal Juan López Cruz cree que el cambio es ciertamente necesario, pero la entidad edilicia podría emprender este cambio de manera gradual y no embarcarse en un proyecto costoso y que puede afectar las arcas municipales. En todo caso postula que el gobierno comunal “tiene que efectuar -sobretodo- un trabajo transparente para que no haya ningún atisbo de dudas en la comunidad”, concluyó.

Comentarios