Corte anula sobreseimiento a imputado por muerte de un ex mecánico

Por: Felipe Ahumada 10:35 PM 2016-03-22

La Corte de Apelaciones dejó sin efecto la sentencia de primera instancia, en la que el Juzgado de Garantía de Chillán decidió sobreseer el juez Carlos Benavente, magistrado de esa misma entidad, de la causa en la que se le imputaba el cuasidelito de homicidio que afectó al ex mecánico chillanejo, Carlos Lama Valenzuela, quien murió en los calabozos de la Segunda Comisaría de Carabineros de Chillán luego que fuera detenido tras ser denunciado por el juez de haber generado actos de violencia intrafamilar, el pasado 24 de julio de 2015.

Esto luego que en una audiencia de fecha 26 de febrero, el abogado Ricardo Robles argumentara ante el magistrado Manuel Vilches, juez del tribunal penal chillanejo, que no había méritos suficientes para relacionar la intervención de su representado, el magistrado Benavente, con la muerte de Lama, considerando que cuando carabineros llegó a la calle Gamero, lugar en que se habrían cometido los supuestos actos de violencia intrafamiliar, hallaron al ex mecánico junto al juez sin evidenciar ningún tipo de lesiones (lo que fue constatado posteriormente en el Hospital Herminda Martín) y sin que en ese momento se produjera algún altercado entre ellos.

Pese a que la carpeta de investigación fiscal contiene los detalles de un episodio previo, en la que figura el juez Benavente presuntamente golpeando y haciendo caer a Lama, quien habría estado insultando en estado de ebriedad a su pareja, la costurera Roxana Suazo, para Robles, “la causa de muerte debió haber sobrevenido en la Segunda Comisaría de Carabineros de esta ciudad, donde se cayó en dos ocasiones e incluso su cónyuge escuchó la voz del marido en los calabozos dando gritos desgarradores”.

Desestimando la solicitud de  abogado querellante, Andrés Cruz, para que el juez Vilches se inhabilitara de la causa por ser colega directo de Benavente, el magistrado no se inhabilitó y decidió sobreseerlo.

Cruz y el fiscal Carlos Díaz, del Ministerio Público de Los Ángeles y titular de esta investigación, apelaron y expusieron antecedentes que apuntaban a tres razones puntuales.

La primera, que en primer lugar los gritos oídos por Roxana Suazo al interior del calabozo de la Segunda Comisaría eran de otro imputado arrestado esa misma noche por infracción a la Ley de Alcoholes.

En segundo término, a que las dos caídas que sufrió Lama Valenzuela en el calabozo fueron menores y en ninguna de ellas golpea su cabeza en el lado en que posteriormente maduraría el hematoma subdural derecho y que, conforme a lo informado por el Servicio Médico Legal de Chillán, habría sido la lesión que le causó la muerte al ex mecánico.

Finalmente, a que hay testigos presenciales, (una vecina y dos transeúntes) que acreditan que vieron a Benavente golpearlo en el rostro y hacerlo caer de cabeza al pavimento.

De este modo y con fecha 11 de marzo, la Corte de Apelaciones de Chillán, presidida por el ministro Guillermo Arcos, decidió anular la resolución del magistrado Vilches, acogiendo entre otros argumentos el presentado por el querellante, que apuntaba que si bien es temprano para acusar al juez Benavente de ser el eventual responsable de la muerte de Lama Valenzuela, también lo era como para sobreseerlo, entendiendo que se trata de una investigación aún en proceso y que el propio SML acreditaba que la muerte podría haber sido a causa de un homicidio preterintencional.

Detención irregular
Respecto a la detención de Lama en la tarde del 24 de junio, fue por cargos de violencia intrafamiliar y carabineros llegó a la concurrencia tras un llamado realizado por el propio Benavente. Sin embargo, la supuesta víctima, Roxana Suazo, ha sido enfática en aclarar que más allá de los insultos, ella no recibió amenazas ni golpes por parte de Lama.

Fueron los hijos de este ex mecánico quienes presentaron una querella en contra de quien resulte responsable por su muerte.

Comentarios