Promulgación de la nueva región es clave para 3 procesos electorales

Por: Isabel Charlin Fotografía: La Discusión 09:55 PM 2017-02-02

Uno de los argumentos que se han dado para justificar la creación de la Región de Ñuble, es que a diferencia de lo acontecido hace una década, con Los Ríos y Arica, el contexto legislativo descentralizador es otro: ya se aprobó la elección directa de gobernadores regionales (intendentes); debe ingresar próximamente la ley orgánica constitucional (LOC) que regula este proceso, la cual debe ser despachada a la brevedad; se encuentra en tercer trámite el proyecto de traspaso de competencias hacia los gobiernos regionales, y durante este año ingresará al Parlamento la iniciativa sobre financiamiento regional.

Este “paquete” de medidas, sin duda hará que el debut de la nueva unidad administrativa sea distinto, de ahí la importancia, por ejemplo, que el proyecto vea la luz cuanto antes, ya que si se realizan elecciones directas de gobernadores regionales en noviembre, la idea es que Ñuble pueda participar de dicho proceso electoral.

Gobernadores regionales
En torno a la elección directa de intendentes, el primer escenario que puede darse es que no se llegue a acuerdo político para que se efectúen los comicios en noviembre próximo (deben despacharse la LOC y el traspaso de competencias antes que venza el plazo de inscripción de candidaturas, el 20 de agosto de 2017). De ser así, recién en 2021 la nueva región participará de elecciones de gobernador regional, al igual que el resto del país, y en el intertanto, contará con un delegado presidencial durante un año, y un intendente designado hasta completar el período.

Un segundo escenario es que sí haya elecciones en noviembre. Si la ley que crea la Región de Ñuble se promulga después del 20 de agosto (día que vence la inscripción de candidaturas), no podrá tener proceso propio, y participará en el del Bío Bío, estipulándose un artículo transitorio en la misma iniciativa legal, respecto si el delegado ejercerá hasta el término del período; se designará un representante gubernamental o se convocará a elecciones complementarias.

En tanto, si la ley que crea la nueva región es promulgada antes del 20 de agosto de 2017, Ñuble debiera tener elecciones de intendente, aunque está por definirse cómo se complementarían los cargos de gobernador regional, con el de delegado presidencial.

Consejeros Regionales
En el caso de las elecciones de consejeros regionales, existen muchas dudas en torno a qué ocurrirá.

Si bien hay quienes postulan que promulgándose la ley que crea la nueva unidad administrativa antes del 20 de agosto deberían elegirse gobernador regional y consejeros regionales para la Región de Ñuble; todo indica que en noviembre se seguirán eligiendo seis consejeros regionales que representarán a la Provincia de Ñuble en los comicios de la Región del Bío Bío, quienes una vez entrada en vigencia la ley que crea la nueva región, pasarán a representar al nuevo territorio. Recién en 2021 se elegiría al total de cores que le corresponderá a la Región de Ñuble (16), quienes competirán en tres circunscripciones provinciales: Punilla, Diguillín e Itata. El número de representantes por cada provincia estará determinado por la población de cada una de ellas.

Cabrero y Yumbel
Lo que sí está claro, y mantiene expectantes a los futuros candidatos a diputados por el distrito 19, es lo que ocurrirá si es que la ley que crea la Región de Ñuble se promulga antes del 20 de agosto, ya que eso implicaría que las comunas de Cabrero y Yumbel saldrían del territorio electoral (lo que ocurrirá de todas formas en las elecciones de 2021), para pasar a formar parte del distrito 21, que agrupa a las comunas de Bío Bío y Arauco. De no estar en vigencia la normativa, las próximas elecciones de noviembre incluirán a ambas comunas, y los cinco diputados elegidos deberán representarlas hasta marzo de 2022.

Comentarios