Concejo marcado por guerra de protagonismo entre Benavente y Kaik

Por: Edgar Brizuela Fotografía: Fernando Villa 09:00 PM 2017-02-02

Férrea disputa existe entre ellos al interior del gobierno local por posicionarse como referentes comunales

Crítica apuntó a que el jefe comunal tiene a privilegiados, a quienes invita a eventos clave de la ciudad

Un llamado a la calma y la templanza debió realizar este miércoles el alcalde Sergio Zarzar, en momentos en que los ánimos de los concejales de Chillán llegaban a un nivel de crispación preocupante, mezclando acusaciones, ademanes y palabras hirientes.

El cruce de improperios tuvo como foco al concejal Camilo Benavente PPD y a la edil de RN Nadia Kaik Gorayeb, quienes no es primera vez que discuten debido al afán que tienen ambos de controlar el concejo y proyectarse como figuras relevantes de cara a una futura postulación como alcaldes.

La pugna llegó a su clímax cuando la concejala Nadia Kaik, quien había sufrido ataques de varios ediles de la Nueva Mayoría, encaró a Benavente y le dijo: “a ver concejal, parece que usted me tiene rabia porque le gané la primera mayoría”.

El alcalde Sergio Zarzar, preocupado del tono que tomaba el debate, recordó que los concejales fueron convocados por la ciudadanía para trabajar por el bien de la ciudad y los llamó a dejar de lado diferencias personales para preocuparse de temas más relevantes.

Los “elegidos” del alcalde
En este nuevo Concejo Municipal nadie se quiere dar ventajas de ningún tipo, de tal manera que son temas relevantes,  y causa de discrepancias permanentes, la manera en que es manejada la agenda del alcalde, respecto de lo cual no todos parecen estar satisfechos.

El punto de la discordia es que durante las últimas semanas se han producido reuniones o conferencias de prensa para divulgar planes o programas municipales, citas a las cuales no todos los ediles habrían sido invitados, de tal manera que solo los más cercanos a Zarzar han estado presentes.

Camilo Benavente pidió que hubiera un trato igualitario, de tal manera que ninguno de los concejales quedara excluido de las actividades que organiza la alcaldía, como habría sucedido en más de una ocasión.

El concejal PPD incluso agregó que durante el concejo pasado la ex presidenta de la Comisión Deportes, Nadia Kaik, figuraba de manera permanente como anfitriona de eventos relevantes en la ciudad, lo que no ocurre en la actualidad, siendo él quien lidera tal organismo interno del concejo. De hecho sostuvo que se habría perdido varios eventos por falta de invitación.

Los antecedentes que sustentan tal tesis, expuso, se podrían rastrear en comunicados y notas de prensa del período anterior y compararlos con los del actual, donde “la evidencia es incontrarrestable y da a entender un trato diferente”, hacia la comisión que él lidera.

Además sostuvo que la concejala Nadia Kaik tiene apoyo de personeros de la Dirección de Desarrollo Comunitario (Dideco), donde la “pautean y entregan información privilegiada sobre las actividades municipales”.

Lo curioso en este caso es que así como los ediles de oposición se quejan de que no son invitados a actividades oficiales, la misma Nadia Kaik, quien aparece como eventual sucesora de Zarzar, se queja de que no es advertida por la gente cercana al alcalde sobre el periplo del jefe comunal en la ciudad.

Acusación por ayuda
Durante la tensa sesión, además, el concejal Patricio Huepe (DC) expuso dudas acerca de la manera en que la municipalidad se relaciona con la concejala de RN,  al plantear que ayuda destinada a afectados por el incendio, recolectada por jóvenes de Chillán, habría sido retirada por Kaik desde la Casa del Deporte junto al diputado Frank Sauerbaum.

La aludida aclaró que los paquetes que contenían marraquetas le fueron donados por un empresario local para actividades sociales y de beneficiencia y dejados momentáneamente en una oficina de la Casa del Deporte, recalcando que el retiro fue en un automóvil privado y no municipal.

Lo cierto es que los ánimos al interior de la municipalidad están tensos y los ediles que aspiran a ser los sucesores del actual alcalde no pierden ocasión de lanzarse mutuamente críticas con la finalidad de posicionarse como referentes dentro del concejo.

Un asunto de puertas
Camilo Benavente planteó además que no corresponde que la concejala, al ingresar a cada concejo, lo haga desde la puerta que conduce al despacho del alcalde, lo que constituye a su parecer una muestra de un trato privilegiado de parte del municipio hacia la edil.

En tanto Nadia Kaik comentó tras el concejo que las críticas,  que califica de “despiadadas” por parte de la oposición, tienen como finalidad tratar de eliminarla como factor político en la ciudad.

“Es evidente que me quieren dañar, pero soy una mujer fuerte y no van a hacer que me de por vencida ni me pondrán mal con la gente de la ciudad, que me eligió como primera mayoría”, planteó.

Comentarios