Ñublense afina su fórmula ante la UdeC con la mente en San Felipe

Por: Rodrigo Oses Fotografía: Mauricio Ulloa 2017-02-01

Ñublense no quiere perder continuidad futbolística. 

Por eso, tras la suspensión del duelo del sábado ante Unión La Calera, debido a la catástrofe que vive el país por los incendios forestales, y en la antesala del choque de este sábado a las 19.00 horas con San Felipe en Chillán, el técnico Pablo Abraham determinó un partido de entrenamiento con la Universidad de Concepción a puertas cerradas en Paso Alejo.

En la ocasión los “diablos rojos”  igualaron a dos con el cuadro del campanil, tras tres tiempos de 30 minutos que permitieron darle rodaje a los titulares y reservas.

Ñublense ingresó con el potencial elenco titular, que no es otro que el que arrancó ante Deportes Valdivia.

Luego Abraham modificó la oncena para darle paso a otros jugadores y fue con equipo alternativo que el Rojo llegó al gol vía Christián Bustamante y Felipe Albornoz.

Agarrando ritmo
Uno de los buenos valores de Ñublense en el triunfo por 4-1 ante Deportes Valdivia, José Loncón, confesó que estos amistosos sirven mucho para ir agarrando ritmo de juego. 

“Estoy agarrando algo de ritmo, la suspensión me hizo bien para mejorar algunas cosas. Me sentí un poco mejor y rápido, pero debo agarrar más la pelota, con el correr de los partidos me iré sintiendo bien. La verdad que en dos o tres partidos más tendré el ritmo que estoy buscando, a pesar que jugué ante Valdivia, por eso me estoy esforzándome al máximo en los entrenamientos”, expresó.

El volante trasandino, que anotó un gol ante los valdivianos, reveló que Abraham le pide que maneje la pelota junto a Sebastián Páez y habilite a los extremos.

“Pablo (Abraham) me pide que me junte con Seba y manejemos el mediocampo y abramos la pelota con Gaspar (Páez) y Lucas (Triviño) y luego tratar de asistir a Minor (López) para que concrete y gane en confianza. Agarrando el ritmo estará bueno, porque aguantaremos todos los minutos y eso es importante para mantenerse en el torneo”.

Loncón aclaró, en todo caso, que ahora está mucho mejor físicamente que cuando jugó por primera vez en Chile defendiendo a Curicó Unido el año 2013.

“Cuando llegué a Curicó me sentía más pesado, ahora llegué mejor, más flaco y me siento mejor. Antes llegué con unos kilos demás y ahora estoy a punto, lo más importante es pedir más la pelota. En Curicó terminé haciendo goles en Copa Chile ante Católica y Ñublense. Espero sacar lo mejor de mí y aportar un granito de arena al equipo”, comentó.

El mediocampista confesó que por su cuenta, junto a jugadores como Luis Flores, Minor López, Felipe Albornoz y Elvis Acuña, hace mucho trabajo de gimnasio para fortalecer su musculatura de cara a la alta exigencia física.

“Uno necesita gimnasio y hay que cuidarse al máximo. Yo duermo siesta y voy al gimnasio para cuidarme y estar al cien por ciento”, sentenció.

Frente a Ñublense lo más seguro es que Pablo Abraham repita la oncena que jugó ante Deportes Valdivia: Contreras en el arco; Olivares, Pedreira, Rojas y Améstica en defensa; Sobarzo, S. Páez y Loncón en mediocampo; G. Páez, López y Triviño.

Comentarios