Ñuble: 56 casas destruidas registra catastro más actualizado del Minvu

Por: Jorge Chávez Fotografía: Mauricio Ulloa 10:20 PM 2017-02-01

Más de 50 viviendas destruidas en la Provincia de Ñuble, producto de los incendios forestales, es el saldo que hasta este martes arrojó el catastro elaborado por el Ministerio de Vivienda y Urbanismo (Minvu).

De acuerdo a la información oficial entregada en Concepción por la propia ministra del ramo, Paulina Saball, los sectores rurales con presencia de habitantes pertenecientes a las comunas de Quirihue y San Nicolás fueron las zonas más afectadas por el fuego, y dejaron con serios daños a 28 y 15 casas respectivamente.

Coelemu (4) y San Ignacio (2) fueron las otras comunas a las que hizo referencia la jefa de la cartera.

A estas 49 casas siniestradas por los incendios, no se sumaron las que sucumbieron en el sector de Quitento en Portezuelo, en donde, según información derivada de la municipalidad, son siete las que quedaron inhabitables.

En total son 56 las viviendas que quedaron en estado irreparable en la provincia, para lo cual el Gobierno está preparando una política especial de reconstrucción.

“Sabemos que en este trabajo hay que ir avanzando en lo que viene, es decir, asignarles a las empresas constructoras la cantidad de viviendas de un mismo territorio para que inicien los proyectos, asignar los subsidios y empezar a reponer las casas de acuerdo a la pertinencia del territorio en que habitan”, sostuvo la funcionaria pública.

Del mismo modo explicó que para  las viviendas que no resultaron totalmente destruidas y que tienen daños, van asignar una Tarjeta de Banco de Materiales para que las personas compren en ferreterías locales.

“Este incendio ha afectado la economía local y la idea es contribuir a reactivarla para que las familias puedan adquirir aquellos materiales que les permitan reponer lo que se dañó que, en lo esencial, está afectando fundamentalmente a los sistemas de agua, como el tanque, la manguera o el motor, que son cuestiones indispensables para la calidad de vida de las personas”, concluyó.

La ministra recalcó que, teniéndose en cuenta que todas las viviendas son de zonas rurales, se priorizará en aquellas donde habiten adultos mayores, asegurando que la reconstrucción o la reposición de sus hogares refleje sus requerimientos, así también en los casos de personas con discapacidad.

Paulina Saball mencionó que espera que la participación de las familias en la definición de sus proyectos sea importante, al igual que la colaboración con los directores de obras de cada municipalidad para agilizar el trámite.

Apoyo en subsidios
Un subsidio para reconstrucción de inmuebles cercano a los $15.789.600 (600 UF) es lo que el Gobierno ha comprometido a cada una de las familias que sufrieron la pérdida de sus moradas en todo el país a raíz de los incendios. De ser necesario, el beneficio incluirá  la habilitación del suelo y aporte para reparación entre 50 y 100 UF. 

Asimismo la Presidenta Michelle Bachelet anunció días atrás la entregará el denominado “bono de enseres” ascendente a $1.000.000 a los damnificados, el cual deberá destinarse exclusivamente para la compra de artefactos y artículos del hogar.

Al respecto el delegado del Servicio de Vivienda y Urbanismo (Serviu) Ñuble, Óscar Crisóstomo, precisó que las familias que busquen acceder al apoyo estatal deberán haber sido inscritas previamente en la Ficha Básica de Emergencias (FIBE), gestión a cargo de los municipios locales.

Junto a este documento, recalcó el funcionario provincial, se tendrá que completar el registro especial que el Serviu Ñuble está finalizando en cada uno de los sectores siniestrados.

El delegado local enfatizó que los dos beneficios se asignarían de manera directa, por lo que, aclaró, la modalidad y el decreto correspondiente para hacerlo efectivo aún se está evaluando a nivel central.

“Lo que la ministra ha señalado es que tenemos que dar la flexibilidad necesaria para iniciar prontamente la reconstrucción”, indicó Crisóstomo.

Comentarios