Las intensas primeras 72 horas del gobernador Miguieles en Ñuble

Por: Isabel Charlin Fotografía: Gobernación de Ñuble 09:20 AM 2017-01-30

Álvaro Miguieles (ind.-MAS) habló con claridad el pasado viernes, cuando asumió como gobernador de Ñuble:  su prioridad era trabajar por superar la emergencia derivada de los incendios forestales, y su trabajo se ha enfocado en ese objetivo. 

Su primera actividad oficial fue visitar a la familia del cabo Mauricio Roca, quien murió en los incendios de la Región del Maule rescatando familias, a la cual le entregó las condolencias de parte del Gobierno. Luego partió a Coelemu, a la localidad de Ranguelmo, a chequear en terreno los cortafuegos preventivos implementados.

Se reunió con el alcalde de San Nicolás, Víctor Toro, y el Servicio de Salud Ñuble, para monitorear la emergencia sanitaria; participó de una reunión informativa en San Fabián, y el sábado defendió el accionar del Gobierno luego que se detuviera a una mujer acusada de provocar incendios en Yungay.

Y ayer estuvo en la reunión del Comité de Emergencia, a las 12.30 horas en la Gobernación, luego de haber monitoreado los siniestros en la comuna de Portezuelo, donde se han evacuado decenas de vecinos ante la proximidad de las llamas.

“Habilidades gestoras, con orientación al logro; relaciones de trabajo horizontales y política de puertas abiertas”. Así definió el intendente, Rodrigo Díaz, el estilo de trabajo de Miguieles, características a las que el propio gobernador sumó otra: trabajo en terreno.

Una estrategia que cumple con dos objetivos: seguir al pie de la letra la instrucción emanada desde el Gobierno de enfrentar la emergencia y la posterior reconstrucción; y reafirmar su liderazgo y condiciones para ejercer el cargo, situación esta última que ha sido puesta en duda por el mundo político y ciudadano local, por no ser oriundo de Ñuble.

“Empatizo con las críticas y las comprendo, pero cuando yo llegué a Santiago, al Ministerio del Deporte, nadie me criticó por ser de la Región del Bío Bío”, dijo el nuevo gobernador el día que asumió, dejando en claro que “en este año de trabajo que nos queda, demostraremos que podemos cumplir los proyectos que la Presidenta tiene para Ñuble, cuyo principal eje es convertirse en región. Lo que yo puedo ofrecer es trabajo, gestión y capacidades en pos de la provincia”, argumentó.

Los cuestionamientos del mundo político
Precisamente entre las críticas que efectuaron algunos personeros políticos, y ciudadanos en las redes sociales, estuvo la “desacertada” decisión del gobierno de nombrar a un penquista como gobernador, en pleno proceso de concreción de la Región de Ñuble.

Así lo hicieron ver los senadores Felipe Harboe (PPD) y Víctor Pérez (UDI), al igual que los diputados Carlos Abel Jarpa (PR) y Jorge Sabag (DC). 

Harboe no era partidario de nombrar una autoridad en plena emergencia. Es más, fue bastante crítico de las últimas decisiones adoptadas por el Gobierno, desde la remoción de Lorena Vera, hasta la tardanza en la designación de un gobernador titular.

Jarpa, en tanto, fue el más enfático: “Es inconcebible que se haya nombrado a alguien de otra parte, debió haber sido alguien de la provincia”. El diputado radical había logrado “entrar” en la Gobernación durante la suplencia de Erwin Campos, militante de la misma colectividad, la cual se vio interrumpida por la emergencia y la ausencia del gobernador suplente durante el incendio acontecido en Bulnes el fin de semana pasado.

Víctor Pérez, por su parte, responsabilizó directamente al “cuoteo” político de la nominación de una autoridad foránea. “Más allá de sus condiciones personales, es un punto relevante que no sea de Ñuble, pues la provincia está en medio de un proceso crucial que es convertirse en región, y traer a alguien de afuera genera ciertas dudas respecto del rol que quiere jugar el Gobierno”, manifestó.

Quien se ha mostrado un poco más llano a facilitarle el trabajo a Álvaro Miguieles fue el diputado Jorge Sabag. “Tiene un tremendo desafío por delante. El hecho que no sea de la provincia le permite una mayor libertad con las autoridades locales, en el sentido que podrá actuar con mayor ecuanimidad”, sostuvo el legislador, en una clara alusión al rol que cumplirá el jefe provincial de cara a los procesos eleccionarios de noviembre próximo.

A nivel partidario, los comentarios fueron similares. Si bien hubo cautela a la hora de respetar la decisión de la Presidenta Bachelet, sí hubo cuestionamientos hacia la “señal” que el Gobierno estaba dando a la futura región.

La ira del comité Ñuble Región
Quien fue mucho más directo a la hora de manifestar su molestia fue el presidente del Comité Ñuble Región, Hérex Fuentes, quien a través de redes sociales volcó todo su enojo por la designación. “Me opongo tajantemente al nombramiento del nuevo gobernador, que es de Concepción. Es una vergüenza, ¿Cómo no va a haber alguien en Ñuble? No me vengan con la tontería de los cupos, hemos luchado y trabajado años para hacer que Ñuble sea región, y nos vienen con esta bofetada de centralismo asfixiante”, manifestó.

La nueva autoridad dejó en claro su postura, asegurando que “si yo estuviera en contra de la Región de Ñuble, no podría ser gobernador”. Aclaró que apenas se supere la emergencia por los incendios forestales, retomará el trabajo de la mesa técnica que lidera la Gobernación, la cual tenía fijada una sesión en terreno en el territorio del Punilla, específicamente en Ñiquén, la cual debió ser suspendida debido a la emergencia.

Comentarios