Guerra contra el fuego en el límite entre San Nicolás y San Carlos

Por: Susana Núñez Fotografía: Fernando Villa 10:30 AM 2017-01-29

“En combate” es la frase que utiliza Conaf al referirse a la condición de un incendio cuando no está controlado.
Y ayer, en la frontera entre las comunas de San Nicolás y San Carlos, se desató una verdadera guerra.
Hubo de todo. Bomberos y brigadistas de Conaf, pero también vecinos, que armados solo con palas y rastrillos, luchaban por detener el avance de las llamas.
También hubo un avión poderoso, el “Supertanker”, que en algo contribuyó a contener las llamas, aunque estas siguieron su avance hacia el norte.
Es el peor incendio de la semana de infierno que ha tenido Ñuble. Hasta ayer llevaba 2.100 hectáreas quemadas. Y el “combate” seguía.
Otro foco de la “guerra” contra las llamas apareció en Portezuelo. En la comuna 102 habitantes del sector de Quitento y La Quebrada de Los Maquis, donde existen 30 casas, fueron evacuados de manera preventiva por el incendio que comenzó a las 10.30 horas.
Las personas se alojaron en casas de familiares, y además se habilitó el albergue en el Liceo Nibaldo Sepúlveda para acoger a los afectados. 
Ahora el cierre de esta edición el  fuego tenía proyección de avance hacia la zona norte de la comuna, por las condiciones del viento, donde se atacará desde hoy para evitar que llegue al sector urbano. 
En el lugar combatieron bomberos de Portezuelo, Fresia, Ñipas, Puerto Montt  y de Chillán. Estos últimos lograron acceder a la zona de Quitento con un vehículo todo terreno, para proteger unas viviendas de las llamas que se encontraban a un kilómetro. 
“La Conaf está trabajando en un foco que está bastante descontrolado y es  muy grande en extensión. A las 15.00 horas el avión ‘Supertanker’ despegó con rumbo a Portezuelo, pero fue imposible generar descarga producto de la mala visibilidad que había, y de ahí tomó rumbo a Vilumanque en Concepción”, informó a LaDiscusión.cl el concejal Alan Ibáñez.

Comentarios