“Llegamos a entrenar, pero el aire estaba pesado”

Por: Rodrigo Oses 2017-01-28

El jueves a las 11 de la noche el plantel de Ñublense se enteró que la ANFP había decidido suspender toda la fecha de la Primera B y la Segunda División Profesional.


Por lo tanto, hubo cambio de planes. Los “diablos rojos” no viajaron a Quillota, donde debían enfrentar a Unión La Calera, pero ayer sí fueron citados a entrenar a Paso Alejo.


Sin embargo, la densa capa de humo que cubría el cielo de Chillán a raíz de las partículas contaminantes provenientes de los incendios forestales que afectaron a San Nicolás, Coelemu, Quirihue, San Fabián, Quillón y Bulnes, hizo imposible el desarrollo normal de la práctica.


Decretada la Emergencia Ambiental, los dirigidos de Pablo Abraham comprobaron en terreno la toxicidad de las partículas.


“Estaba complicado el clima, llegamos con el ánimo de entrenar, pero afecta el humo, estaba pesado el aire, hicimos dos vueltas a la cancha y las sentimos”, cuenta el portero de Ñublense, Sebastián Contreras.


El plantel terminó realizando solo una sesión de musculación en el gimnasio de Paso Alejo y hoy a las 9.00 horas solo se retomará el entrenamiento normal si el aire, hasta ahora irrespirable, lo permite.

“PIRÓMANOS”
Contreras apoyó la suspensión de la fecha, porque “es un tema delicado para toda la gente que ha perdido todo”.


El golero cree que los incendios forestales que hicieron arder al centro sur de Chile son intencionales.


“Estos pirómanos no piensan en el daño que pueden provocar”, sentenció.


También reveló que en el plantel, solo José Torres sufrió con el incendio que afectó a Penco.


“Hablé con él, porque su familia es de Penco, pero estaba bien, aunque igual estaba afectado porque el fuego llegó a la población donde viven algunos amigos que perdieron casas”, contó el portero, que espera que vuelva la calma para prolongar la racha ganadora.

Comentarios