Conaf tiene definidos 30 puntos en Ñuble con mayor riesgo de incendio

Por: La Discusión Fotografía: Mauricio Ulloa 10:25 PM 2017-01-27

Quince son los sectores de Chillán en donde existen mayores riesgos de que los eventuales incendios que puedan ocurrir en las áreas rurales y de vegetación se extiendan peligrosamente hasta las zonas pobladas, según el registro que maneja la Secretaría Regional del Ministerio de Agricultura a través de la Corporación Nacional Forestal (Conaf).


Los puntos más preocupantes a nivel local se concentran en el lado sur oriente, siendo la villa Doña Francisca-Los Maitenes, parcelas Monterrico y la Villa Los Profesores - Las Piscinas, los lugares de más riesgo.


Asimismo, Lomas de Oriente y Los Volcanes-San Bernardo, seguidos en el poniente por el puente El Diablo y Ultraestación-Parque Lantaño, son los sectores que también guardan peligrosidad a raíz de la presencia de conjuntos habitacionales cercanos a predios con arboledas, pastizales, arbustos y microbasurales que pueden servir de combustible al fuego.


Francisco Castillo, director provincial de Conaf, especificó al revelar el mapa de riesgo que “lo que sucede en estos sectores es que se conjugan todos los factores adversos, como la ubicación de poblaciones cercanas a grandes extensiones de pastizales, matorrales y aromos al lado de casas muy juntas unas de otras, generalmente de material ligero; a lo que hay que agregar que se trata de un sector en el que viven más de 50 mil personas, es decir, un tercio de la población total de Chillán, y esto lo menciono porque es la gente la que suele causar los incendios, ya sea por descuido, por quemar basura, por hacer fogatas, por jugar, o intencionalmente”, especificó.


Últimamente, Conaf y Bomberos han encontrado sectores donde ha aumentado en riesgo y peligro, puntualmente en el sur de la ciudad.
Zonas como Valle Escondido y hasta el kilómetro 2 del camino a Yungay caben en esta categoría.


“El problema que encontramos acá es que hay sectores con casas construidas en medio de extensiones de bosques, por lo que están muy distantes unas de otras, lo que hace muy difícil la labor de los brigadistas y bomberos”, dijo Castillo.


Hay otras zonas que también  han aumentado su peligrosidad: Islas del Sur, Ultraestación, inmediatamente después de la estación de trenes hasta el Parque Lantaño; la Colonia Bernardo O’Higgins, y los sitios eriazos aledaños a las Villas Barcelona, San Miguel y el Camino a San Bernardo.


“El fenómeno está dado por la existencia de conjuntos habitacionales muy cercanos a lugares de alta combustión, pero como se trata de tramos de escaso tránsito de personas, es muy raro que ocurran emergencias, por eso se habla más de interfases de peligro más que de riesgo”, aseveró.

¿Y en Ñuble?
Además de Chillán, otras cuatro comunas de Ñuble también tienen zonas con un alto riesgo a causa de incendios: Chillán Viejo, Bulnes, Quillón y Coihueco, que suman otros 15 sectores en donde el Gobierno ha dirigido su mirada.


Las zonas de Nebuco-Los Colihues, Santa Elisa, Las Lajuelas, Los Naranjos, Población Eduardo Frei, Villa Diego Portales, Santuario Schoenstatt y El Casino, son las identificadas en la comuna histórica; el Cerro la Cruz y el sector Oeste en Bulnes; Minas del Prado, en Coihueco; y Chillancito-Puente El Roble, camino Quillón-Nueva Aldea, Laguna Avendaño y el camino Quillón-Canchillas, en Quillón, sitios estos último que mantienen alto riesgo de propagación de incendios hacia centros poblados desde áreas rurales y forestales.

Comentarios