Detienen a dos sospechosos de iniciar devastador incendio en Bulnes

Por: 11:50 PM 2017-01-26

Personal de la Sección de Investigación Policial (SIP) de Carabineros detuvo a dos individuos sospechosos de ocasionar el incendio forestal que afectó el pasado fin de semana a los sectores de Santa Clara y El Libuy, en la comuna de Bulnes, quemando un total de 500 hectáreas, y dejando varias viviendas, vehículos, galpones y una planta procesadora de arándanos destruida.

En el lugar desde el lunes trabajó intensamente la Fiscalía de Bulnes para primero determinar el origen del incendio y luego buscar a los responsables, ante fundadas sospechas de que el siniestro pudo ser ocasionado por negligencia en el uso del fuego.

En un predio particular ubicado en el sector Pal Pal, a unos ocho kilómetros del retén de Santa Clara, se inició el incendio forestal, de acuerdo a lo determinado por la Fiscalía luego de su primera visita a la zona. 

De hecho el fiscal jefe (s) de Bulnes, Pablo Acevedo, quien trabajó intensamente en el lugar junto a personal de Carabineros, comentó a LA DISCUSIÓN que instruyó de oficio una orden de investigar a Carabineros, entre ellos, al ente especializado de Laboratorio de Criminalística (Labocar) con el objeto de hacer la toma de muestras, realizar los registros fotográficos, determinar la amplitud del incendio y, de acuerdo a eso, poder determinar si existe alguna participación imputable a alguna persona en particular”. 

Y esa imputación existía, ya que este miércoles dos personas fueron detenidas por iniciar el fuego en el sector, en el marco de trabajos de quema desarrollados en la zona, los que a juicio del Ministerio Público fueron materializados en forma irresponsable, dadas las condiciones climáticas y la situación de alerta en que se encontraba la provincia debido a la alta ocurrencia de incendios forestales.

El fiscal jefe (s) de Bulnes recorrió en su investigación el sector de Santa Clara y luego al sector El Libuy, que queda a unos 15 kilómetros al nororiente, hasta donde el fuego llegó producto del viento y las condiciones climáticas. “Determinamos  el lugar de origen del fuego, que es una parcela particular”, precisó en su momento.

Labocar, en conjunto con la Sección de Investigación Policial (SIP) de Carabineros dieron con los dos sospechosos luego de empadronar testigos e investigar las características del hecho. 

Los dos sospechosos pasarán este viernes a control de detención en el Juzgado de Bulnes y serán acusados por el delito de incendio tipificado en la Ley de Bosques, en el artículo 22TER, que especifica que “el que por mera imprudencia o negligencia en el uso del fuego u otras fuentes de calor en zonas rurales o en terrenos urbanos o semiurbanos destinados al uso público, provocare incendio que cause daño en los bienes a que alude el inciso segundo del artículo 22, sufrirá la pena de presidio menor en su grado medio a máximo y multa de cincuenta a ciento cincuenta unidades tributarias mensuales”.

Incendios en Ñuble
El incendio de mayor complejidad en la Provincia de Ñuble hasta el cierre de esta edición,  que mantiene a los equipos de emergencia en combate, es el que afecta al cerro Alico en San Fabián, desde la madrugada del domingo, donde hasta este miércoles el fuego había consumido 28 hectáreas de bosque nativo. 

Según el último reporte entregado por el municipio, el viento puelche y el desprendimiento de rocas complicó las labores de extinción durante las últimas horas, principalmente en la zona media del cerro. Así lo informó a LaDiscusión.cl el alcalde Claudio Almuna, quien comentó que lo anterior ha provocado pequeños focos de incendio que han sido controlados oportunamente en la superficie por bomberos de la comuna y de San Carlos, junto a dos brigadas terrestres de Conaf y dos grupos pertenecientes al Ejército. 

“Lamentablemente hoy como los vientos son en diferentes direcciones, alteró esta zona,  que es 100% bosque nativo, pero el punto rojo se encuentra en la zona cinco (medio). Esto estaría ascendiendo, porque las partes bajas se encuentran todas la brigadas tratando de resguardar la fuente de agua, que es la toma que abastece la cooperativa de agua potable, con el finalidad de que no haya contaminación”, explicó el jefe comunal. 

Este miércoles se generó una situación crítica producto del desprendimiento de rocas que ocasionó un nuevo foco en cercanías del camping “Las Luciérnagas”, pero gracias a los esfuerzos del personal de emergencia no hubo daños materiales que lamentar. “El cerro Alico, además de tener bosque nativo, tiene mucha piedra y producto del fuego caen a las zonas bajas, y eso genera llamas, lo que preocupa a bomberos y al resto del personal, quienes resguardan cada uno de los puntos en el ancho y largo de la zona afectada. Se logró controlar para que no llegara a las casas”, precisó.

El cambio de dirección del viento complicó las labores de emergencia, ya que debido a esta condición no se ha podido solicitar apoyo aéreo. “El incendio no solo va por las copas o la estructura del los árboles, sino por las raíces. A simple vista pareciera estar extinguido, pero sigue por abajo. Por otro lado, hay pendientes y rocas, donde es imposible que puedan acceder bomberos... Ayer solicitamos a la Gobernación el apoyo aéreo que es necesario, pero nos decían que era complejo por los vientos, no tenemos la certeza de que el agua va caer en las llamas”. 

En relación al resto de los siniestros en la Provincia de Ñuble, el director regional de Corporación Nacional Forestal (Conaf), Álvaro Bordeu, informó que en la superficie quemada de San Pedro en Pemuco, donde se consumieron 400 hectáreas, existe un brigada liquidando los “tocones” humeantes. En tanto, el incendio de Relbún en Pemuco, que abarcó 200 hectáreas, junto al siniestro de Rinconada en Bulnes, que consumió 500, están bajo observación. “Hasta ayer estaban contenidos, pero con los vientos y el calor puede que se reactiven. Hay un técnico en observación para que esto no suceda”, detalló a LaDiscusión.cl.

Al cierre
Un incendio de gran magnitud se registró al cierre de esta edición  en el sector Taimo, ubicado a unos 5 kilómetros de Quirihue. La emergencia movilizó a bomberos de la comuna, Trehuaco y Cobquecura, además de brigadas de empresas forestales, quienes se encontraban trabajando en el lugar. 

Francisco Castillo, jefe provincial de Conaf, agregó que “Bulnes está tranquilo, ha reportado muy baja actividad y está en observación. Cada vez que hay algunos humos de rebrote se han estado controlando. No está liquidado ese incendio, pero está bastante controlado”.

Respecto al de Pemuco, precisó que “el incendio que había en Pemuco está contenido y casi controlado, pero no presenta mayor actividad. Durante la tarde tuvimos focos en Cato, otro en Tanilvoro, que lo controlaron bomberos de Pinto y Coihueco, otro en Coihueco que lo controló nuestra brigada, y el que viene de arrastre que es de San Fabián”.

Comentarios